Noticias|Artículos|Figuras Exclusivas|Enlaces|belenismo.net

Buscar | Estadísticas | Listado de usuarios Foros | Calendarios | Álbumes | Skins
Foro de Belenismo

¿Quieres anunciarte aquí? - contacta con nosotros
Foro de Belenismo ->  Temas variados -> Religión y espiritualidad -> Ver Tema

Has entrado como invitado. ( Entra | regístrate )

Santoral 2013
[Cerrar]

Saltar a la página : < 1 2 3 4 5 6 ... >
Ahora viendo la página 1 [25 mensajes por página]
Ver un tema anterior :: Ver el próximo tema
Cerrado    Temas variados -> Religión y espiritualidadFormato mensaje
 
gilda
Enviado 1/1/2013 07:48 (#381937)
Motivo: Santoral 2013




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina





ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 1/1/2013 07:55 (#381938 - en respuesta a #381937)
Motivo: Santoral 2013 1 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

Santoral 1 de Enero

 

 

1ro de enero

María Madre de Dios

Santa Maria Madre de DiosLa Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María. La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de "María Madre de Dios". Ya en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma y donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la Misa, en tiempos de las persecuciones, hay pinturas con este nombre: "María, Madre de Dios".

Si nosotros hubiéramos podido formar a nuestra madre, ¿qué cualidades no le habríamos dado? Pues Cristo, que es Dios, sí formó a su propia madre. Y ya podemos imaginar que la dotó de las mejores cualidades que una criatura humana puede tener.

Pero, ¿es que Dios ha tenido principio? No. Dios nunca tuvo principio, y la Virgen no formó a Dios. Pero Ella es Madre de uno que es Dios, y por eso es Madre de Dios.

Y qué hermoso repetir lo que decía San Estanislao: "La Madre de Dios es también madre mía". Quien nos dio a su Madre santísima como madre nuestra, en la cruz al decir al discípulo que nos representaba a nosotros: "He ahí a tu madre", ¿será capaz de negarnos algún favor si se lo pedimos en nombre de la Madre Santísima?

Santa Maria Madre de DiosAl saber que nuestra Madre Celestial es también Madre de Dios, sentimos brotar en nuestro corazón una gran confianza hacia Ella.

Cuando en el año 431 el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios, se reunieron los 200 obispos del mundo en Éfeso (la ciudad donde la Santísima Virgen pasó sus últimos años) e iluminados por el Espíritu Santo declararon: "La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios". Y acompañados por todo el gentío de la ciudad que los rodeaba portando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén".

El título "Madre de Dios" es el principal y el más importante de la Virgen María, y de él dependen todos los demás títulos y cualidades y privilegios que Ella tiene.

Los santos muy antiguos dicen que en Oriente y Occidente, el nombre más generalizado con el que los cristianos llamaban a la Virgen era el de "María, Madre de Dios".

 http://www.ewtn.com/spanish/saints/Maria_Madre_de_Dios.htm

ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 1/1/2013 08:04 (#381939 - en respuesta a #381938)
Motivo: Santoral 2013 1 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina
 
Santoral 1 de Enero  
 
-Beata Caterina Solaguti, Virgen Mercedaria
-
Beato Andrés Gómez Sáez, Sacerdote Saleciano, mártir
-Beato Gualdo, confesor
-
Beato Hugolino de Gualdo, Abad
-Beato José, confesor
-Beato Lemberk, confesor
-
Beato Luis (Lojze) Grozde, mártir laico
-
Beato Mariano (Marian) Konopinski, Sacerdote y Mártir
-
Beato Valentín Paquay, Sacerdote Franciscano
-
Circuncisión del Señor y la Octava de Navidad
-Emmanú, Manuel, Manuel, Enmanú: Dios con nosotros
-Mare de Dèu - Sta. María – Cataluña
-
Nuestra Señora de la Nube, Reina del Cielo (Ecuador)
-Nuestra Señora de Begoña
-Nuestra Señora de Peñahora
-Nuestra Señora del Tercer Milenio – Cádiz
-San Adilón, abad
-San Agripino, obispo
-
San Almaguio, Almaquino, Almaquio o Telémaco, mártir
-San Basilio, obispo
-San Bonfilio, religioso
-
San Claro, abad
-
San Concordio, presbítero y mártir
-San David III el Restaurator, Rey
-
San Eugendo, Eugendio u Ogendo, abad de Lyón
-San Eugenio, abad
-
San Félix, Obispo de Bourges
-San Frodoberto, obispo
-
San Fulgencio de Ruspe, obispo
-San Guillermo, abad
-San Heliberto, ermitaño
-
San José Tomasi-Caro, Cardenal y Confesor
-San Justino de Chieti, obispo
-San Magno, mártir
-
San Odilón, abad de Cluny (Enero 3)
-San Ogendo u Oyendo, abad
-San Ponfilio, uno de los 7 fundadores de la Orden de los Servitas
-
San Sigismondo (Zygmunt) Gorazdowski, Sacerdote y Fundador
-Treinta soldados mártires, Roma
-San Ulrico, abad
-
San Vincenzo María Strambi, Obispo
-Santa Beatriz, virgen
-
Santa Eufrasia o Eufrosina, virgen
-Santa Martina, virgen
-
Santa Zdislava, laica, casada, madre de familia
-Santa María, Madre de Cristo – Valencia
-Santa María, Madre de Jesús – Tenerife
-Santa María, Virgen Madre – Madrid
-
Sierva de Dios, Angela Elena Muñoz Moral, Laica
-
Solemnidad de Santa María, Madre de Dios
-Virgen de Bohijar
 
 
 
http://www.oremosjuntos.com/Santoral/Enero1.html


Modificado por gilda 1/1/2013 08:08
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 2/1/2013 04:28 (#382081 - en respuesta a #381939)
Motivo: RE: Santoral 2013 1 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina
Santoral 2 de Enero
-San Basilio, obispo y doctor, Cesarea de Capadocia, 380. Nacido en Cesarea de Capadocia en 330. Sólo al morir el Emperador Valente, que protegía el arrianismo, comenzó a perfilarse la esperanza de una paz durarera para las iglesias orientales, aunque Basilio no vio más que la aurora de aquel día, porque su salud, ya muy resentida, lo abandonó definitivamente el primero de enero del año 379. Legó a la Iglesia un amplio y riquísimo patrimonio de tesoros espirituales: el monacato que él mismo había reorganizado y las famosas Reglas que habrían de gobernarlo durante muchos siglos; sus escritos teológicos, llenos de sabiduría y sensatez, que le hicieron merecedor del apelativo de Magno o el Grande y del título de Doctor de la Iglesia; y, no menos importante, la solemne liturgia que se denomina precisamente basiliana y que aún se celebra, algunos días al año, en el rito bizantino.

-
San Telésforo, Papa. Entre los auxiliares de los Apóstoles en la promulgación de la fe cristiana, se refieren aquellos esclarecidos imitadores de los santos profetas Elías y Eliseo, habitantes del Monte Carmelo, donde en honor de la Santísima Vírgen edificaron un oratorio para darle culto, los cuales predicaban el Evangelio entre los gentiles y judíos esparcidos por Palestina, Samaria y otras provincias. Uno de los profesores de ese instituto fue San Telésforo, griego de nación, hombre de espíritu, cuya fama ilustró las regiones del Oriente y llegó a Roma, donde, conocido su mérito, después de la muerte del Papa Sixto I fue electo Sumo Pontífice en el día 9 del mes de abril del año 125. Después de haber gobernado la Iglesia once años, nueve meses y tres días, terminó su carrera con la gloria del martirio en tiempo del emperador Antonino Pío, en el día 5 de enero del año 136.

-San Adelardo, Abad. San Adelardo, nieto de Carlos Martel, abandonó la corte a la edad de veinte años para retirarse al monasterio de Corbie (Francia). Luis el Bonac sospechó que el santo había favorecido las pretensiones de su pupilo Bernardo, hijo de Pepino, a la sucesión de Carlomagno, y lo confinó a la isla de Noirmoutiers. Mas, reconociendo su error, lo llamó a la corte. A fuerza de insistentes súplicas obtuvo el santo que se le dejase volver a Corbie, para reasumir el gobierno de su monasterio. Mucho contribuyó, con el célebre Alcuino, a hacer que volviese a florecer en los monasterios el amor a la ciencia. Murió el 2 enero del año 827.

-San Gregorio Nacianceno o Nazianzo, arzobispo de Constantinopla y doctor de la Iglesia, llamado "el Teólogo" por los orientales, murió en torno al año 390. Se retiró a la vida monástica y murió el año 374 en Arianzo, hoy Némisi, Turquía. Fue sepultado en su pueblo natal, en las cercanías de Nacianzo (Capadocia, en la actualidad Turquía), donde se había retirado para dedicarse a la vida contemplativa. Posteriormente, sus restos mortales fueron llevados y venerados en Constantinopla. El traslado de las reliquias a Roma está íntimamente vinculado a la historia del monasterio de las benedictinas de Santa María en el campo de Marte y del anexo oratorio de San Gregorio "de Nacianzo". Según la tradición, las veneradas reliquias fueron traídas a Roma por algunas monjas bizantinas de Santa Anastasia en Constantinopla, para evitar las persecuciones iconoclastas de los emperadores León III y Constantino V en el siglo VIII. Desde la iglesia de Santa María en el campo de Marte las reliquias fueron trasladadas, muy probablemente en la época del Papa León III (795-816), al cercano oratorio, que por ello fue denominado "San Gregorio". En un documento de junio del año 986 se halla el nombre de la abadesa Ana del monasterio de Santa María y de San Gregorio Nacianceno, "qui ponitur in Campo Martio". Durante todo el Medievo, las reliquias del santo Doctor se veneraron en este monasterio. El Papa Gregorio XIII (1572-1585), cuando en la nueva basílica vaticana se completó la primera capilla y se abrió al público, la inauguró el 12 de febrero de 1578, primer domingo de Cuaresma, colocando en ella la imagen de la "Virgen del Perpetuo Socorro", ya venerada en la antigua basílica. El mismo Papa, deseando enriquecer el mayor templo de la cristiandad con reliquias de santos insignes de la Iglesia, pidió a las monjas de Santa María en el campo de Marte poder transportar los valiosos restos de san Gregorio Nacianceno, hacia el que sentía una profunda devoción y admiración, a la basílica vaticana que se estaba erigiendo. Para favorecer la cesión por parte de las monjas, el Papa les dejó una reliquia perteneciente al brazo del santo.

-San Macario de Alejandría. abad de la Tebaida, hacia 395; es San Macario, el joven solitario de Nitria, hacia 395. Tenemos de él varias homilías espirituales y tratados ascéticos. Este varón santísimo, aunque nació en Egipto, fue presbítero de Alejandría. Hízose discípulo del gran Padre san Antonio abad, y salió tan perfecto, que san Antonio le dijo que el Espíritu Santo había reposado sobre él, y que él sería heredero de sus virtudes. Sabiendo que los monjes Tabemesioras no comían en toda la Cuaresma cosa que hubiese llegado al fuego, él hizo lo mismo por espacio de siete años. Enviaron una vez a san Macario unas uvas muy frescas y sabrosas: tuvo ganas de comer de ellas, mas para vencer aquel gusto y apetito no las quiso tocar; antes las envió a otro monje que estaba enfermo; recibiólas éste con agradecimiento, y por mortificarse tampoco las comió, sino enviólas a otro monje; y en suma las uvas anduvieron de mano en mano por todos los monjes Y volvieron a san Macario, el cual dio gracias al Señor por la virtud de todos aquellos santos. Finalmente, lleno de virtudes y merecimientos, murió de edad muy avanzada por los años 394 de la era de Cristo, dejando a los monjes preciosísimos documentos de altísima perfección. La vida de este santo la escribió Paladio, que moró tres años con él en la soledad.

-San Gaspar del Búfalo, Confesor, 1786. Nació en Roma el 6 de enero de 1786. Su obra de evangelización comenzó entre algunos campesinos que habían transformado el foro romano en un depósito y mercado de heno. Dos años después de haber sido ordenado sacerdote, conoció la cárcel, por haberse negado a prestar juramento de fidelidad a Napoleón. Con la caída de Napoleón, vino su liberación. Pío VII y León XII le encargan las misiones populares para la restauración religiosa y moral del Estado Pontificio. En 1815 funda la Congregación de los Misioneros de la Preciosísima Sangre, y en 1834 con la colaboración de María de Mattias, funda el Instituto de las Hermanas Adoratrices de la Preciosísima Sangre. Murió en Roma el 28 de diciembre de 1837. Fue beatificado en 1904 y canonizado en 1954 por el Papa Pío XII.

-San Vicenciano, ermitaño, 672. La única fuente de información que poseemos sobre este santo es muy poco de fiar. Se trata de una biografía cuyo autor, un diácono llamado Hermemberto, intenta hacerse pasar por tutor de Vicenciano, aunque vivió lo suficiente para escribir esta vida después de muerto su pupilo. Según dicha biografía, Vicenciano perdió a sus padres cuando era todavía muy niño, y fue educado por un tal Beraldo, duque de Aquitania. De acuerdo con Didier, obispo de Cahors, Beraldo decidió que un talento tan brillante como el de Vicenciano no podía encontrar mejor empleo, que sirviendo a Dios en el sacerdocio. Pero Beraldo murió poco después y su hijo y heredero obligó al obispo a enviar a Vicenciano a servir en los establos del nuevo duque. Para entonces Vicenciano había adquirido ya una ferviente piedad; repartió, pues, sus vestidos entre los pobres, se negó a casarse con la mujer que su señor quería imponerle y, por último, ante la fuerza de los golpes y de las amenazas, huyó al bosque, donde vivió como ermitaño. Inútil hablar de los extravagantes milagros que caracterizan cada una de las etapas de su vida. Vicenciano murió, como le había sido revelado en una visión, el 2 de enero del año 672. Un carro tirado por dos bueyes transportó las reliquias del santo al sitio que éstas iban a hacer famoso. En el camino, un oso mató a uno de los bueyes, pero un discípulo del santo mandó al oso que ocupara el sitio del buey que había matado, y la fiera obedeció dócilmente y se puso a tirar del carro.

-Beata Estefanía Quinzani, virgen, 1740. Nació el 7 de septiembre de 1457 en Orzinuovi cerca de Brescia (Italia). Hija de campesinos se dedicó con sus padres al cultivo de los campos. Ya desde niña hizo el voto de virginidad y llevada por este deseo de perfección entró en la Orden seglar a los quince años. Después de vivir varios años en Crema, se estableció en Soncino (Cremona) donde fundó y dirigió un floreciente monasterio de religiosas dominicas dedicadas a la educación de las jóvenes. La vida espiritual de la beata Estefanía, dominada por la contemplación de la pasión de Cristo, entra de lleno en la genuina tradición dominicana que indica como camino para realizar la conformación espiritual con Cristo crucificado esta ardiente contemplación de sus dolores. Este fervor de la beata Estefanía se manifestó con fenómenos extraordinarios: éxtasis, llagas, dolores agudísimos. Durante cuarenta años tuvo una gran aridez de espíritu, soportando con fortaleza dudas y tentaciones y la sensación de privación del amor divino y de la devoción. Trabajó con gran afán al servicio de los pobres y de la paz. Almas santas amigas acudieron a su consejo atraídas por el mismo amor a Cristo crucificado entre otras santa Ángela Merici, el beato Mateo Carreri y la beata Hosanna de Mantua. Murió en Soncino y sus reliquias, salvo su cabeza, se veneran desde 1748 en la iglesia de S. Liborio en Colorno (Parma). Su culto inmemorial fue confirmado por Benedicto XIV el día 14 de diciembre de 1740.

-San Argeo de Tomis, mártir, 320. Los tres santos hermanos Argeo, Narciso y Marcelino, niño, en Tomis, en el Ponto, siendo de tierna edad el último de ellos, cayó soldado en las levas que mandó verificar el Emperador Licinio; y porque rehusó servir con los enemigos de los Cristianos, fue preso y azotado cruelmente, y encarcelado mucho tiempo; y últimamente lanzado en el mar consumó su martirio, y sus dos hermanos fueron degollados.

-Beata Marie-Ane Blondin, Esther Blondin, Hermana Marie-Anne, nace en Terrebonne (Québec, Canada), el 18 abril de 1809, dentro de una familia hondamente cristiana. Al igual que todo profeta investido por una misión en favor de los suyos, Madre Marie-Anne vivió la persecución, perdonando sin restricción, pues estaba convencida que "hay más felicidad en perdonar que en vengarse". Este perdón evangélico era para ella la garantía de "la paz del alma" que ella consideraba como "el más precioso bien". Dió un último testimonio de eso en su lecho de agonía cuando pidió a su superiora llamar al Padre Maréchal "para edificar a las Hermanas". Frente a la muerte, Madre Marie-Anne deja a sus hijas a manera de testamento espiritual, estas palabras que resumen su vida: "Que la Eucaristía y el abandono a la Voluntad de Dios sean vuestro cielo en la tierra". Entonces se apagó apaciblemente en la Casa madre de Lachine, el 2 de enero de 1890, "feliz de irse donde el Buen Dios" que ella había servido toda su vida.

-San Serafino de Sarov, monaco russo, 1833, nació en el año 1759, con el nombre de Prójor Moshnin en la ciudad Kursk en una familia de comerciantes. Cuando tenia 10 años se enfermó gravemente y en un sueño se le apareció la Madre de Dios, que prometió sanarlo. Pocos días después en Kursk se hizo una procesión con el icono milagroso de Nuestra Señora de Kursk. Debido al mal tiempo la procesión tomó un camino más corto que pasaba cerca de la casa de los Moshnin. Después de que la madre de Prójor haya apoyado el icono sobre la cabeza de su hijo enfermo, éste se empezó a curar rápidamente. Durante su adolescencia, el muchacho tenía que ayudar a sus padres en el negocio, pero el comercio no lo atraía. El joven gustaba leer vidas de santos, ir a la iglesia y orar en soledad. Su consagración monástica, con el nombre de Serafín, tuvo lugar en el año 1786 (a los 27 años). El nombre Serafín en hebreo significa "ardiente, lleno de fuego." Poco después fue consagrado como hierodiácono (diácono monje). Él justificaba su nombre con sus ardientes oraciones y pasaba todo el tiempo (salvo mínimos descansos) en el templo. Durante estos esfuerzos de oraciones y servicios religiosos, san Serafín fue honrado de ver a ángeles, que cantaban y cooficiaban en el templo. Un Jueves Santo, durante la Liturgia él contempló al Mismo Señor Jesucristo en la forma de Hijo de Hombre, Quien entraba en el templo junto con huestes celestiales y bendecía a los fieles que oraban. Paralizado por esta visión el santo no pudo hablar por mucho tiempo. Al final de su vida, tras una visión especial de la Madre de Dios, san Serafín asumió la tarea de ser starez y empezó a atender a todos los que venían buscando su consejo y dirección espiritual. Miles de visitantes de diferentes clases sociales venían a verlo y él los enriquecía con sus tesoros espirituales adquiridos durante muchos años de trabajo. Todos lo veían alegre, manso, cordial, meditabundo y con el alma abierta. A la gente le decía, a modo de saludo, "Alegría mía." A muchos aconsejaba: "Busca lograr tener el espíritu en paz y miles se salvarán a tu alrededor." Saludaba a todos sus visitantes, inclinándose hasta el suelo, los bendecía y les besaba las manos. No hacía falta contarle las preocupaciones pues el starez sabía lo que cada persona tenía en su alma. También decía: "Ser alegre no es un pecado, pues la alegría aleja el cansancio, que causa el desaliento, y esto es lo peor."
A un monje le decía una vez: "Si tú supieras que alegría, que dulzura espera al alma del justo en el cielo, aceptarías todas las penas, las persecuciones y las calumnias agradecido. Hasta si esta misma celda estuviera llena de gusanos y estos comieran nuestro cuerpo durante toda la vida, uno debería aceptar todo esto con ganas, para no ser privado de la alegría celestial que preparó Dios para los que Lo aman."
Motovilov, un discípulo cercano y venerador de san Serafín, fue testigo de la milagrosa transfiguración de su rostro. Esto pasó en el bosque durante el sombrío invierno. Era un día nublado, Motovilov estaba sentado sobre un tronco y san Serafín se encontraba frente a él en cuclillas y hablaba sobre el sentido de la vida cristiana y explicaba para que vivimos nosotros, los cristianos, en la tierra: "Es necesario, que el Espíritu Santo entre en el corazón. Todo lo bueno que hacemos por Cristo nos da el Espíritu Santo, pero sobre todo la oración, que está siempre a nuestro alcance.""Padre - le contestó Motovilov - ¿cómo puedo ver yo la Gracia del Espíritu Santo y saber si está conmigo o no?" San Serafín le dio ejemplos de la vida de santos y apóstoles, pero Motovilov seguía sin entender. Entonces el starez lo tomó fuerte del hombro y le dijo: "Ambos estamos ahora en el Espíritu de Dios." Motovilov sintió como que se le abrieron los ojos y vio que el rostro del santo era más luminoso que el sol. En su corazón Motovilov sentía alegría y silencio, su cuerpo percibía un calor como si fuera verano y alrededor de ambos se sentía un perfume agradable. Motovilov se asustó por este cambio milagroso, principalmente por la luminosidad del rostro del Santo. Pero san Serafín le dijo: "No tema, padre, Usted no podría ni siquiera verme, de no estar también en la plenitud del Espíritu Santo. Agradézcale al Señor por Su benevolencia hacia nosotros."
Así Motovilov entendió con su mente y corazón lo que significa el descenso del Espíritu Santo y como trasforma El a un hombre.
La Iglesia recuerda a San Serafín el primero de agosto y el 15 de enero (19 de julio y 2 de enero según el calendario eclesiástico, el juliano).

-San Abel, Antiguo Testamento, Personaje Bíblico, El Génesis nos narra su vida. El Nuevo Testamento y la liturgia le otorgan el título de “justo”. Del hebreo: soplo de viento (a C.). Mártir Segundo hijo de los primeros padres biblicos Adán y Eva (Gn 4,1 ss.) Hermano menor de Caín. Yaveh aceptó con agrado el sacrificio de Abel que era pastor y no así el de Caín dedicado a la agricultura, éste dio muerte a su hermano a causa de la envidia. El Génesis no explica por qué fue preferido el sacrificio del cordero. La exégesis posterior, indica como motivo la maldad del asesino y la virtud de Abel. Se representan ambos con vestimenta de pastores, haz de espigas, un cordero. Ocasionalmente, la aceptación del holocausto se simboliza con la mano de Dios que surge de entre las nubes.
Se atribuye también a su “fe” el hecho de que su ofrenda haya sigo agradable a Dios. Además manifiesta la eficacia del sacrificio de Cristo, afirmando que su sangre “habla mejor que la de Abel”.
Los Padres de la Iglesia han visto en la figura bíblica de Abel, el primer inocente del Antiguo Testamento, una prefiguración de Cristo.

-Beato Guillermo Repin, sacerdote y mártir, 1794. Sacerdote de la dioceses de Angers, nació el 26 de agosto de 1709 en Thouarcé, Maine-et-Loire, Francia. Muere martirizado en la Revolución Francesa junto con otras noventa y siete personas el 2 de enero de 1794 en Angers, Maine-et-Loire, Francia. Sus virtudes heroicas fueron aprobadas el 9 de junio de 1983, fue beatificado el 19 de febrero de 1984 junto con noventa y siete compañeros de la Revolución Francesa de 1792 al 1796.

-Beato Marcolino da Forli, monje dominico, 1397. El nombre de familia de Marcolino era Amanni. Se cuenta que el beato entró en la orden de Santo Domingo, a los diez años de edad. Sus cualidades más notables eran la exacta observancia de las reglas, el amor a la pobreza y a la obediencia, pero sobre todo, el espíritu de humildad, que le impulsaba a evitar todas las ocasiones de hacerse notar, encontrando su mayor gozo en el ejercicio de los oficios más bajos y humildes. Se nos dice también que practicaba rigurosas penitencias corporales, que amaba mucho a los pobres y a los niños, y que el cielo le favorecía con frecuentes éxtasis. Tan prolongadas y constantes eran las oraciones de Marcolino que, a su muerte, se descubrió que sus rodillas eran dos enormes callos. El beato Raimundo de Capua, superior general de la orden de Santo Domingo, tenía en alta estima al P. Marcolino, aunque la timidez de éste le había impedido colaborar activamente en la reforma de la Orden de Predicadores, a raíz de la peste negra y de las dificultades producidas por el Gran Cisma. El P. Marcolino, que había predicho su muerte, según se cuenta, falleció en Forli, el 2 de enero de 1397, a los ochenta años de edad. Para sorpresa de sus hermanos, a cuyos ojos había pasado inadvertida la santidad del religioso, una gran multitud asistió a sus funerales, congregada, según dice la leyenda, por un ángel disfrazado de niño que había anunciado la noticia por los alrededores. El culto al beato fue confirmado en 1750.

-San Mainchin, Obispo, Limerick, siglo VII

-San Silvestre de Troina, abad, 1164.

-San Teodóro de Marsiglia, obispo, 594.

-San Juan El Bueno, Obispo de Milán, 659.

-San Defendente de Tebe, mártir, 286.

-San Airaldo de Saint-Jean-de-Maurienne, monaco y obispo, 1146/1160

-Un grupo numeroso de mártires en Roma bajo Diocleciano, 304.

-San Isidoro, obispo y mártir en Antioquía, 420.

-San Martiniano, obispo, Milán, 431.

-San Isidoro. obispo, en Nitria, Egipto, s. IV.

-San Siridión, obispo
.
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 2/1/2013 05:40 (#382082 - en respuesta a #382081)
Motivo: RE: Santoral 2013 1 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina




(San_Basilio__obispo_y_doctor__Cesarea_de_Capadocia__380_279x378.jpg)



(sb.jpg)



(sb1.jpg)



Adjuntos
----------------
Adjuntos San_Basilio__obispo_y_doctor__Cesarea_de_Capadocia__380_279x378.jpg (49KB - 58 descargas)
Adjuntos sb.jpg (12KB - 43 descargas)
Adjuntos sb1.jpg (21KB - 47 descargas)
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 3/1/2013 04:26 (#382300 - en respuesta a #382082)
Motivo: Santoral 2013 3 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina
Santoral 3 de Enero
-El Dulcísimo Nombre de Jesús. La Iglesia ha dispuesto se celebre esta fiesta al día siguiente de la octava de la Epifanía, a fin de honrar por modo especial el nombre de Jesús, que es. Nombre verdaderamente divino, que sólo Dios pudo imponer al Salvador del mundo. Nombre venerable, que hace doblar la rodilla a todas las grandezas de la tierra. Nombre sacrosanto, que pone en fuga a los espíritus diabólicos. Nombre omnipotente, en cuya virtud se han obrado los mayores milagros. Nombre salutífero, de quien reciben en cierto modo toda su eficacia los Sacramentos de la Nueva Ley. Nombre propicio, pues todo lo puede con Dios, y por respeto al nombre Jesús oye benigno nuestras oraciones. Nombre glorioso, extendido por el celo de los apóstoles a todos los gentiles y a todos !os reyes de la tierra. Nombre augusto, por cuya confesión los santos mártires se gloriaron en sufrir cruelísimos tormentos. Nombre, en fin, incomparable, pues no hay otro debajo, del Cielo en cuya virtud podamos ser salvos. Alabémosle, pues, y bendigámosle en todo tiempo.

-Santa Genoveva, virgen, en París, 512. Su nombre está asociado a la vida de los habitantes de la antigua Lutecia. La montaña donde Clovis había levantado una iglesia en honor de San Pedro y San Pablo se llamaría en lo sucesivo montaña de Santa Genoveva. Al lado del rey merovingio será enterrada y sucesivas vicisitudes llevarán sus cenizas hasta el lugar que hoy ocupa la iglesia de San Esteban del Monte (Saint - Etienne - du -Mont) rodeados de una hermosa reja de hierro forjado, entre cirios y exvotos de sus fieles agradecidos. Nació en Nanterre, cerca de París en los principios del siglo IV, sus padres fueron Severo y Leoncia que eran nombres frecuentes entre los romanos. En algunos relatos de su vida aparecen hechos que con toda probabilidad, pertenecen a textos que enaltecen su figura. El imprudente que osó insultarla cayó muerto en el acto. Su madre queda ciega, cuando arrebatada por la ira pone su mano sobre la santa; inmediatamente, llena de misericordia filial, ella la cura. En dos de los relatos se funda el patronazgo sobre París. Uno fue la liberación del ataque esperado y temido de Atila invasor; el otro fue la milagrosa provisión de alimentos que la santa proporciona a parisinos que la isla del Sena soporta por parte del rey Clovis en una lucha por su corona, cuando ya comenzaba a diezmar la ciudad por el hambre. No es extraño que los parisinos la tengan por patrona. Murió anciana en la primera década del siglo VI.

-
San Antero, papa y mártir en Roma bajo Maximino, 236. Griego de Nacimiento, hijo de Rufino, fue desde el yermo colocado en la silla de San Pedro el 21 de noviembre del año 235 fue elegido papa para suceder a San Ponciano cargo que ocupó con aplauso y bien de toda la Iglesia hasta el 3 de enero del año 236, ocupo el cargo de decimonoveno papa en la Historia de la Iglesia Católica. Fue martirizado por haber ordenado a los notarios que recogieran asiduamente y conservaran las Actas de los mártires en los archivos de la Iglesia bajo el mandato del emperador Maximiano I, por lo que su pontificado duró sólo cuarenta y tres días. Empezó también una recopilación oficial de las actas de la Iglesia, que guardó en un lugar llamado scrinium. La recopilación, que fue quemada con Diocleciano, se volvió a seguir más tarde y luego desapareció de nuevo en tiempos de Honorio III (1225). Fue sepultado en las catacumbas de San Calixto. Se le atribuye un decretal sobre la traslación de Obispos a otra sede, expedida a instancias de los prelados de Toledo y Sevilla.

-San Pedro Balsam, mártir, Aulóne, ciudad de Francia, 311. De acuerdo con la relación de sus "actas", Pedro Balsam nació en el territorio de Eleuterópolis, en Palestina, y fue hecho prisionero en Aulana, durante la presecución de Maximino. En el interrogatorio, Severo, gobernador de la Provincia, comenzó por preguntarle su nombre. Él respondió: "El nombre de mi familia es Balsam, pero mi nombre de bautismo es Pedro". ¿De qué familia eres y en dónde naciste?, Soy Cristiano, ¿Cuál es tu oficio?, ¿Qué ocupación u oficio más noble puedo tener que el ser cristiano?, ¿Conoces los edictos imperiales?, Conozco la ley de Dios, Soberano del universo. Muy pronto sabrás que existe un edicto del más clemente de los emperadores, en el que ordena que todos aquellos que no sacrifiquen a los dioses sean condenados a muerte. Más tarde con toda la conversación que tuvieron, hubo casos en que Severo se enojaba y al oír una frase, Severo ordenó a los verdugos que descoyuntaran a Pedro en el potro. Cuando se hallaba en la tortura, el gobernador le preguntó irónicamente: "Y bien, Pedro, ahora que has probado el potro, ¿estás dispuesto a sacrificar?" Pedro contestó: -Desgárrame con tus garfios y no me hables de sacrificar a tus demonios. Ya te he dicho que sólo ofreceré sacrificios a Dios; por Él sufro. Esto no fue pero después Severo se enojo ferozmente porque Pedro le dijo: "¿A esto llamais tortura?" entonces pronunció su sentencia: "Damos la orden de que Pedro Balsam sea crucificado". Así terminó su triunfal carrera este glorioso mártir, en Aulana, el 11 de enero. El Martirologio Romano celebra su memoria el 3 de enero.

-Santa Bertilia de Mareuil, viuda, siglo VIII. La vida de Santa Bertilia no ofrece detalles pintorescos. Nacida de padres nobles, pasó su juventud en ejercicios de caridad. Se casó con un joven de la nobleza, y ambos emplearon su vida en socorrer a los pobres y a los enfermos. A la muerte de su esposo, la santa vivió en la soledad, en Mareuil, de la diócesis de Arras, donde construyó una iglesia junto a su celda. Murió a principios del siglo VIII. No hay que confundirla con su contemporánea, Santa Bertilia de Chelles.

-San Gordio, centurión y mártir, Cesarea de Capadocia. 235. Centurión, en Cesarea de Capadocia, cuyas alabanzas se leen en un sermón panegírico que predicó San Basilio el Magno en el día de su festividad. San Basilio Magno ha dejado un panegírico de este centurión martirizado en Cesarea de Capadocia (Turquía), su ciudad natal. A la vista de las torturas padecidas por los cristianos, se apartó de la guardia romana, se retiró en soledad para encontrar a Cristo y se convirtió al cristianismo. Con ocasión de una fiesta en honor del dios Marte, proclamó su fe y criticó los malos tratos infligidos a los cristianos dentro del imperio. Fue arrestado y, rehusando sacrificar a los dioses, decapitado.

-San Daniel, mártir, Padua. 168. San Daniel, mártir, en Padua. De familia judía, pero convertido al cristianismo, fue diácono de San Prosdocimo, primer Obispo de dicha ciudad, y por su predicación fue martirizado en 168, reinando Marco Aurelio. Sus reliquias, halladas en 1064 por el Obispo San Ulrico, son veneradas en la Catedral de la misma.

-Beato Ciriaco (Kuriakose) Elías Chavara, cofundador indiano, 1871. Nació el 8 de febrero de 1805 en Kainakary, región de Malabar, actual estado de Kerala, en la India. Fue piadoso por temperamento. El P. Tomás Pañackal, conociendo las extraordinarias cualidades que adornaban al joven Kuriacos lo encaminó al seminario de Pallipuram. En noviembre de 1829 el obispo carmelita Monseñor Stabíllini lo ordenaba sacerdote. En compañía de otros sacerdotes levantó el monasterio y después de entregarse durante un largo tiempo a la oración, juntamente con otros nueve sacerdotes hacía la profesión religiosa en manos del carmelita Padre Leopoldo Beccaro de San José. Era el día de la Inmaculada, 8 de diciembre de 1855. Aceptaron las Consituciones del Carmelo. El cambió su nombre por el de N.P.S. Elías por el gran afecto que sentía hacia el Santo Profeta. En un principio se llamaron "Terciarios de María Inmaculada del Monte Carmelo de Malabar". Hoy se les conoce como "Carmeiltas de la Inmaculada". El 1866 el Beato Chavara, en colaboración del carmelita P. Beccaro, fundó una Congregación religiosa para mujeres con el nombre de "Tercera Orden de Carmelitas Descalzas". Hoy son más de 5.000 miembros y además de la India tienen casas en Tanzania, Somolia, Sudán y en diversas partes de Europa. Padre Chavara vio con gozo extenderse prodigiosamente la semilla de su doble Congregación. Hoy son más de 2.000 los miembros profesos masculinos, más de 160 novicios y están esparcidos en 150 conventos por siete naciones. El Beato Elías kuriacos, a pesar de su múltiple trabajo, encontró tiempo para escribir varios libros tanto en prosa como en verso, para la formación de los fieles. Lleno de méritos, a los 66 años, expiraba el 3 de enero de 1871. Desde el año 1899 sus restos mortales reposan en Mannanam. El 8 de febrero de 1986 el papa Juan Pablo II beatificó al P. Elías Chavara en su misma iglesia del Buen Pastor del Kattayam, en la India, en una impresionante ceremonia en rito siro-malabárico.

-Santa Imbenia, mártir

-Santos Cirino, Primo y Teógenes, mártires en el Helesponto, 320.

-Santos Teopempto y Teonas, mártires orientales, 304.

-San Florente, obispo de Viena, en Francia, desterrado por el emperador Galieno, 252.

-San Luciano de Lentini, Obispo.

-San Teogene, mártir.
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 3/1/2013 04:31 (#382301 - en respuesta a #382300)
Motivo: RE: Santoral 2013 3 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

LETANÍAS DEL SANTÍSIMO Y DULCÍSIMO NOMBRE DE JESÚS


Señor, ten piedad de nosotros. Cristo, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros. Jesús, óyenos. Jesús, escúchanos. Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros. Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros. Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros. Santa Trinidad, que sois un solo Dios, ten piedad de nosotros. Jesús, Hijo de Dios vivo, ten piedad de nosotros. Jesús, esplendor del Padre, ten piedad de nosotros. Jesús resplandor de la luz eterna, ten piedad de nosotros. Jesús, Rey de la gloria, ten piedad de nosotros. Jesús, sol de justicia, ten piedad de nosotros. Jesús, Hijo de María Virgen, ten piedad de nosotros. Jesús amable, ten piedad de nosotros. Jesús admirable, ten piedad de nosotros. Jesús, Dios fuerte, ten piedad de nosotros. Jesús, Padre del siglo venidero, ten piedad de nosotros. Jesús, Ángel del gran consejo, ten piedad de nosotros. Jesús poderosísimo, ten piedad de nosotros. Jesús pacientísimo, ten piedad de nosotros. Jesús obedientísimo, ten piedad de nosotros. Jesús, manso y humilde de corazón, ten piedad de nosotros. Jesús, amante de la castidad, ten piedad de nosotros. Jesús, amador nuestro, ten piedad de nosotros. Jesús, Dios de la paz, ten piedad de nosotros. Jesús, autor de la vida, ten piedad de nosotros. Jesús, ejemplar de las virtudes, ten piedad de nosotros. Jesús, celador de las almas, ten piedad de nosotros. Jesús, Dios nuestro, ten piedad de nosotros. Jesús, refugio nuestro, ten piedad de nosotros. Jesús, padre de los pobres, ten piedad de nosotros. Jesús, tesoro de los fieles, ten piedad de nosotros. Jesús, buen Pastor, ten piedad de nosotros. Jesús, luz verdadera, ten piedad de nosotros. Jesús, sabiduría eterna, ten piedad de nosotros. Jesús, bondad infinita, ten piedad de nosotros. Jesús, camino y vida nuestra, ten piedad de nosotros. Jesús, gozo de los Ángeles, ten piedad de nosotros. Jesús, Rey de los Patriarcas, ten piedad de nosotros. Jesús, Maestro de los Apóstoles, ten piedad de nosotros. Jesús, Doctor de los Evangelistas, ten piedad de nosotros. Jesús, fortaleza de los Mártires, ten piedad de nosotros. Jesús, luz de los Confesores, ten piedad de nosotros. Jesús, pureza de las Vírgenes, ten piedad de nosotros. Jesús, corona de todos los Santos, ten piedad de nosotros.
Sénos propicio; perdónanos, Jesús. Sénos propicio; escúchanos, Jesús.
De todo mal, líbranos Jesús. De todo pecado, líbranos Jesús. De tu ira, líbranos Jesús. De las asechanzas del diablo, líbranos Jesús. Del espíritu de la fornicación, líbranos Jesús. De la muerte eterna, líbranos Jesús. Del menosprecio de tus inspiraciones, líbranos Jesús. Por el misterio de tu santa Encarnación, líbranos Jesús. Por tu natividad, líbranos Jesús. Por tu infancia, líbranos Jesús. Por tu divinísima vida, líbranos Jesús. Por tus trabajos, líbranos Jesús. Por tu agonía y pasión, líbranos Jesús. Por tu cruz y desamparo, líbranos Jesús. Por tus angustias, líbranos Jesús. Por tu muerte y sepultura, líbranos Jesús. Por tu resurrección, líbranos Jesús. Por tu ascensión, líbranos Jesús. Por tu institución de la santísima Eucaristía, líbranos Jesús. Por tus gozos, líbranos Jesús. Por tu gloria, líbranos Jesús.


Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Jesús. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Jesús. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros, Jesús.
Jesús, óyenos. Jesús, escúchanos.



OREMOS. –Señor Jesucristo, que dijiste: Pedid y recibiréis; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá: rogamos que nos concedas, como te pedimos, el afecto de tu divinísimo amor, para que con todo el corazón, con palabras y obras, te amemos, y de alabarte nunca cesemos. Haz, Señor, que siempre temamos y juntamente amemos tu santo Nombre, pues nunca desampara tu Providencia a los que sólidamente arraigas en tu amor: Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 4/1/2013 05:40 (#382488 - en respuesta a #382301)
Motivo: Santoral 2013 4 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

Santoral 4 de Enero

Nuestra Señora de Belén. Se celebra hoy la fiesta de la Santísima Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora de Belén. La celebración recuerda las circunstancias que hicieron que Jesús naciera en la ciudad de David, como lo había predicho el profeta Miqueas, a pesar de que María y José vivían en Nazaret, a unos 100 kilómetros de Belén. Esta fiesta se celebra de una manera especial en la antigua ciudad de Belén, en la provincia de Catamarca. Era entonces Obispo de Maracay, diócesis a la cual pertenece San Mateo, el Excmo. y Rvdmo. Sr. José Alí Lebrún, quien dio curso a la solicitud del Padre Gil y solicitó de la Santa Sede el favor de la Canónica Coronación. Su Santidad Juan XXIII, con fecha 13 de junio de 1962, dio el Breve concediendo la Canónica Coronación de la Virgen de Belén. Obtenido este singular beneficio y distinción, los tres años y seis meses y pico que separaban la anterior fecha con la del 31 de enero de 1965, día de la coronación, fueron dedicados a los preparativos tanto lejanos como próximos, para el éxito de tan insólito como extraordinario acontecimiento. Devoción de Venezuela.

-Santa Isabel Ana Bayley Seton, viuda y fundadora, USA, 1821. La primera norteamericana, de canonización reciente (1975), es esta mujer que en su corta vida, cuarenta y tantos años, conoció situaciones tan distintas e imprevisibles; en los Estados Unidos de aquellos tiempos fue como un regalo insólito de la Providencia. Nace en Nueva York casi con la independencia del país, vive en un ambiente de fortísima tradición protestante y se casa con Richard Seton, fundando una familia en la que abundan la riqueza y la felicidad. En Baltimore, Seton, madre de cinco hijos, es una esposa ejemplar, respetable, entregada a sus deberes domésticos. De pronto se acumulan los desastres, la fortuna se evapora, el marido enferma gravemente y por fin muere en Italia tras un desesperado intento de recobrar la salud; y en Livorno los Filicchi, que habían mantenido relaciones comerciales con los Seton, acogen a la viuda, quien descubre así el catolicismo. Después de regresar a su patria, sus dudas religiosas se despejan súbitamente, y a pesar de que esta conversión escandaliza a los que la rodean, venciendo oposiciones que llegan a la amenaza se hace católica. "¡Oh, Dios mío, déjame descansar aquí!", exclama un miércoles de ceniza cuando en vez de ir al templo episcopaliano entra en la modesta iglesia de san Pedro de Baltimore. Aunque no tiene dinero y en medio de la hostilidad familiar ha de sacar adelante a cinco hijos, no es el descanso lo que elige, al contrario; en vez de replegarse, se dedica a aliviar los males ajenos, funda las Hermanas americanas de la Caridad y llena el país de colegios y hospitales. "Déjame descansar aquí" no se refería a estar cómoda.

-Beato Manuel González García, fundador, 1940. Obispo de Málaga y de Palencia, fue una figura significativa y relevante de la Iglesia española durante la primera mitad del siglo XX. Nació en Sevilla el 25 de febrero de 1877, en el seno de una familia humilde y profundamente religiosa. En este ambiente Manuel creció serenamente y con ilusiones, que no siempre pudo ver realizadas. También hay que destacar, durante todos los años de su actividad pastoral, la fecundidad de su pluma. Con estilo ágil, lleno de gracia andaluza y de unción, transmitió el amor a la Eucaristía, introdujo en la oración, formó catequistas, guió a los sacerdotes. Entre sus libros, destacamos: El abandono de los Sagrarios acompañados, Oremos en el Sagrario como se oraba en el Evangelio, Artes para ser apóstol, La gracia en la educación, Arte y liturgia, etc. Escritos que por su gran difusión se han recopilado en la reciente edición de sus Obras Completas. Los últimos años su salud empeora notablemente, prueba que vive de modo heroico, sin perder la sonrisa de su rostro siempre amable y acogedor, y la aceptación de los designios del Padre. El 4 de enero de 1940 entregó su alma al Señor y fue enterrado en la catedral de Palencia, donde podemos leer el epitafio que él mismo escribió: "Pido ser enterrado junto a un Sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!". Su Santidad Juan Pablo II declaró sus virtudes heroicas el 6 de abril de 1998, y aprobó el milagro atribuido a su intercesión el 20 de diciembre de 1999.

-San Tito, Obispo de Creta (6 febrero), compañero de San Pablo hacia el año 100. El glorioso san Tito había nacido gentil y parece haber sido convertido por el apóstol san Pablo. Apenas recibió san Tito la luz de la fe y el conocimiento de los misterios y sacramentos de Jesucristo, comenzó a brillar con tales resplandores de santidad a los ojos de la Iglesia naciente, que mereció ser contado entre los discípulos más predilectos del grande Apóstol. Llámale el mismo san Pablo, su hermano en Cristo y compañero en sus trabajos; alaba con encarecimiento sus virtudes apostólicas, y en su "Llegada a Troa" dice que su corazón no descansaba, porque no había encontrado allí a su queridísimo hermano Tito; mas al fin, aquel Dios que es consolador, de los humildes, le había llenado de consolación con la venida de su deseado compañero. En el año 51 fue con san Pablo al Concilio que se celebró en Jerusalén con ocasión y sobre el asunto de los ritos mosaicos. Envióle san Pablo a Corinto para que apaciguase algunas disensiones que había en aquella Cristiandad; lo cual hizo san Tito con tan grande espíritu, que los delincuentes dieron cumplida satisfacción; y con tal desinterés, que no pudieron obtener de él que recibiese ninguno de los presentes que le hacían, ni aun para el sustento necesario. Otra vez volvió a Corinto para recoger las limosnas destinadas al socorro de la Iglesia de los hebreos, y con esta ocasión, despertó en el corazón de todos aquellos fieles, vivos deseos de ver a san Pablo, que los había engendrado en nuestro Señor Jesucristo. Volviendo el apóstol de Roma al oriente después de su primera prisión, se detuvo en la isla de Creta; para predicar en ella el Evangelio de Jesucristo: pero reclamando su presencia las necesidades de otras iglesias, ordenó obispo de aquélla isla a su muy amado discípulo Tito, para que llevase adelante la obra que con tan buen suceso había el apóstol comenzado. Mandóle que ordenase presbíteros en todas las ciudades de la isla, y le escribió una carta que comprende las reglas de la vida episcopal en que le exhortaba a gobernar la grey del Señor que el Espíritu Santo le había encomendado, con grande celo y entereza y al mismo tiempo con suavidad y dulzura. Muchos fueron los trabajos y fatigas que padeció por mar y por tierra para sembrar la semilla del Evangelio entre gentes de diversas lenguas y muy apartadas unas de otras. Gobernó, pues, san Tito aquella cristiandad conforme a la instrucción que le dio su maestro en su carta canónica; resplandeciendo como antorcha entre las tinieblas y errores de la idolatría hasta que, lleno de merecimientos, durmió en la paz del Señor a los noventa y cuatro años de edad, y fue sepultado en la misma iglesia en que había sido consagrado obispo por el apóstol san Pablo. Su sagrada cabeza fue llevada a Venecia y actualmente se venera en la basílica ducal de San Marcos.

-Santa Dafrosa mártir y esposa del mártir San Flaviano, bajo la misma persecución, Roma. Mujer fuerte, cristiana de cuerpo entero. Esposa y madre de familia que tiene bien grabado en su alma el principio y fin de su estado y su función: ganar el cielo para ella y para los suyos. Sí, es como si la vida consistiera en un desbaratarse en el ámbito del Amor. Primero a su marido y a sus hijos, luego al prójimo restante y al mundo, todo en el amplio ámbito de Dios que da sentido a los amores, sanos y nobles, pero con minúscula. Y como el amor lleva a darse en búsqueda del bien de quien se ama, ahí la vemos dejando su casa en Sevilla y emigrando a la cabeza del Imperio con toda su familia a la búsqueda de un bienestar mejor. Cuando se narra la vida y muerte de Dafrosa se habla de toda una familia mártir -también se afirma que sus hijas Demetria y Bibiana murieron mártires en Roma, en el 362- cuya fuente impulsora es la madre, firme, fuerte y muy capaz. Es curioso ver en la historia el papel de los aduladores del que manda. No fue precisamente el tiempo de Juliano uno de los que se caractericen por violenta persecución. El Apóstata sólo estuvo preocupado por la restauración en el Imperio del paganismo como religión oficial, al tiempo que mejoraba la administración e impulsaba la economía. Juliano no quiso mártires, sólo paganos. Pero, bien fuera por adulación, bien por odio a la fe, dicen que el prefecto Aproniano llevó esta familia a la muerte porque eran seguidores cabales Cristo, el Señor.

-Beata Ángela de Foligno, Italia († 1309). La ciudad de Foligno sufría una situación de transición y desconcierto. La Edad Media se apagaba y aparecían los primeros destellos del Renacimiento. Esta situación influirá mucho en la vida de Ángela. Pero la radical transformación influirá todavía más en su ciudad, hasta el punto de haber sido Ángela la que ha hecho famoso a Foligno. Nació allí en 1249, allí murió 60 años más tarde y allí se conservan sus venerables restos. De elevada posición, su familia poseía muchas riquezas. Se casó muy pronto y tuvo varios hijos. En sus años juveniles, y después como esposa y madre, llevó una vida licenciosa, llena de graves desvaríos, como después confesará amargamente. Fue hacia los 35 años cuando le llegó la prueba. En poco tiempo pierde a sus padres, a su esposo y a sus hijos. Siente una fuerte llamada de Dios a la conversión, fue caprichosa y casquivana, el escándalo de Foligno. Fue también la gran confidenta del Corazón de Jesús. "Un día fui penetrada de un amor tan ardiente al Corazón de Jesús que lo sentía en todos mis miembros. Veía que el Salvador abrazaba mi alma con sus brazos desclavados de la cruz. Parecía que mi alma entraba también en el Divino Corazón. Otras veces me invitaba a que acercara los labios a su costado y bebiese de la sangre que de él manaba". Recibió en su vida muchos regalos del Señor. Ella se preparaba con la más dócil disponibilidad. "Que nadie se excuse, advierte la Beata, con que no puede hallar la divina gracia, pues Dios la da a todos los que la desean". El papa Clemente XI aprobó el culto de la Beata el 30 de abril de 1707.

-San Gregorio, obispo de Langres, en Francia, 541. San Gregorio, obispo de Langres, no se contentó a con librar posesos y curar enfermos mientras vivió; en el momento en que llevaban a enterrar sus despojas mortales, hizo que se rompiesen las cadenas, de los prisioneros que se encontraban a su paso. Fue su vida una oración continua. En medio de la noche iba a la iglesia a orar a Dios, y, en llegando, abrían se las puertas por sí solas. Constituía su alimento un poco de pan de cebada y su bebida un poco de agua. ¡Qué fácil es dar cuenta a Dios de nuestros actos cuando hemos conformado nuestra vida con la que Él mismo vivió sobre la tierra! San Gregorio murió en el año 539. Oración: Os suplicamos, Dios todopoderoso, que esta solemnidad de San Gregorio, vuestro confesor y pontífice, aumente en nosotros el espíritu de piedad y el deseo de la salvación. Amén.

-San Rigoberto, obispo de Reims, 743. Después de haber sido abad de Orbais, fue designado arzobispo de Reims en Francia, era monje benedictino cuando fue elegido y ordenado Obispo en 696. Fue infatigable obrero en la casa del Señor; extirpó los abusos del santuario, y obligó al clero de su diócesis a vivir conforme a los sagrados Cánones. Consagró a los reyes de Francia Dagoberto II y Childerico III, y sacó de pila a Carlos Martel, hijo de Pepino, que después lo destituyó de su sede y lo desterró a Gascuña poniendo en su lugar al abad Milon, que estaba ya usurpando la sede de Tréveris. Muerto Carlos Martel en 741, Milon fue arrojado de la silla de Reims por las censuras del Papa Zacarías, y repuesto Rigoberto en su lugar debido a un compromiso con la Iglesia, murió tranquilo y santamente en Reims el día 4 de enero del año 749 o 743. Su paciencia en las pruebas y su amor a la oración y al retiro le ganaron fama de santidad.

-Santa Farailda de Gand, virgen, 740. Hay muchos detalles extremadamente confusos e improbables en las relaciones que han llegado hasta nosotros de la vida de esta santa belga, y es difícil determinar hasta qué punto la leyenda se basa en hechos históricos. El rasgo principal parece ser que, si bien había consagrado secretamente su virginidad a Dios, sus padres la casaron, sin pedirle su consentimiento, con un rico pretendiente. Decidida a guardar su voto, se negó a vivir maritalmente con él, lo cual incitó a su esposo a tratarla con brutalidad. Pero Dios velaba por ella y la protegió, hasta la muerte de su marido. Apenas conocemos otros datos de su vida, fuera de los milagros y de las numerosas traslaciones de su cuerpo. Sin embargo, está fuera de duda que adquirió gran fama en Flandes y que su culto ofrece abundante material a los especialistas del folklore. En Flandes es conocida generalmente bajo los nombres de Varelde o Verilde. Las imágenes la representan frecuentemente con un ganso, con un gato, o llevando unas piezas de pan. El ganso se refiere probablemente a la leyenda, atribuida también a Santa Verburga, de que devolvió la vida y las plumas a un ganso ya cocinado. Pero no es imposible que se refiera más bien al nombre de la ciudad en que reposan los restos de la santa, ya que Gante, en flamenco, significa ganso. Las piezas de pan hacen alusión al milagro acontecido junto a su tumba: según cuenta la leyenda, una mujer que había rehusado compartir su pan con un mendigo, diciéndole que no tenía, vio sus panes convertirse en piedras. También se cuenta que Santa Feraílda hizo brotar una fuente en Bruay, cerca de Valenciennes, para calmar la sed de los que cosechaban su campo. El pueblo afirma que el agua de esa fuente es muy eficaz contra las enfermedades de los niños, y las madres encomiendan la salud de sus hijos a nuestra santa.

-Beato Rogelio Ellant, monje, 1160. El Beato Rogelio de Ellant debe su nombre al monasterio de Ellant, en la diócesis de Reims, fundado por él mismo en el siglo XII. Era inglés de nacimiento, pero fue en Francia donde entró en el monasterio cisterciense de Larroy, en Berry. Se distinguió por su pobreza y por el exacto cumplimiento de la regla. Sus superiores le escogieron para construir un nuevo monasterio en Ellant. Ejercitó particularmente la caridad entre los pobres y los enfermos. Una capilla de la iglesia abacial, en la que reposa su cuerpo, fue consagrada a su culto. Murió el 4 de enero de 1160.

-Santa Cristiana de Santa Cruz (Oringa Menaboui), Italia, 1310. Nació en Santa Croce sull'Arno (Pistoya, Italia) entre 1237 y 1240. Amante de la pureza ya desde la infancia, trató de conservar mente y corazón siempre limpios, y darse a la práctica de pequeñas obras de misericordia. La oración mantenía a la pastorcita distante del mundo, sobre todo cuando sola en el campo, mientras cuidaba el ganado, sentía en torno a sí "el hálito de Dios". Favorecida con dones extraordinarios y carismas, como el discernimiento de espíritus, e insigne por su humildad, pureza de vida y caridad con todos, devota de la Inmaculada Concepción de María, en 1310, después de tres años de indecibles sufrimientos, Cristiana se durmió sonriente en brazos del Señor. Fue sepultada en la pequeña iglesia del monasterio que ella consiguió convertir en prestigioso centro de espiritualidad. Su culto fue confirmado por Pío VI el 15 de junio de 1776.

-San Mávilo, mártir, Adrurmeto, ciudad de Africa. 203. La conmemoración de San Mavilo, mártir, en Adrumeto de Africa, al cual condenó a las bestias el cruelísimo presidente Escápula en la persecución del Emperador Severo; y de esta suerte alcanzó la corona del martirio.

-Santos Hermes, Ageo y Cayo. mártires en Bolonia bajo Maximiano, 304.

-Santos Aquilino. Gémino, Eugenio, Marciano, Quinto, Teodoro, Trifón, mártires, en Africa, bajo la persecución de los vándalos, s. V.

-San Ferreolo, ab. de Uzés, ciudad de Francia, autor de una Regla de monjes que se conserva todavia, 581.

-San Esteban de Bourg, en Belley. Francia, uno de los fundadores de la gran Cartuja.

-Santos Prisco, Prisciliano y Benedicta, mártires de la persecución de Juliano el Apóstata, 362.

-Beato Tomás Pluntree, sacerdote y mártir.

-San Rigomero, obispo.

-San Abruncolo, obispo.

-Venerable Giuseppe Bedetti Religioso, Bologna, 23 julio 1799 - 4 enero 1889.

Venerable, María Diomira del Verbo Encarnado (María Teresa Serri), 1768.

ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 4/1/2013 05:49 (#382489 - en respuesta a #382488)
Motivo: RE: Santoral 2013 4 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina
En Catamarca Argentina




ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 4/1/2013 05:51 (#382490 - en respuesta a #382489)
Motivo: RE: Santoral 2013 4 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina




(Santa_Farailda_de_Gand_273x442.jpg)



Adjuntos
----------------
Adjuntos Santa_Farailda_de_Gand_273x442.jpg (40KB - 47 descargas)
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 5/1/2013 07:08 (#382700 - en respuesta a #382490)
Motivo: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina
Santoral 5 de enero
-San Telésforo, Papa y Mártir bajo Antonino Pío. Roma, 136. Del griego: proyectista (s.II).Papa. De origen griego, fue el séptimo Pontífice después de san Pedro, ejerció su ministerio del 125 a 136 sucediendo al Papa Sixto I, y fue el octavo obispo de Roma. Tuvo el dolor de ver los estragos causados en la Iglesia por la persecución del emperador Adriano. Sabemos, por San Ireneo, que terminó gloriosamente su vida con el martirio, cerca del año 136; por espacio de diez años había ocupado la cátedra de San Pedro. Murió en Roma, aunque no se tiene la certeza de si fue víctima o no del martirio. A él se atribuyen varias reformas litúrgicas: la celebración Eucarística de medianoche en Navidad, el canto del Gloria y la institución del ayuno en Cuaresma. San Telésforo, griego de nacimiento, sucedió al Papa Sixto I, y fue el octavo obispo de Roma.

-San Simeón o Simón Estilita, Antioquía, 459. Los alrededores de Antioquía, en el extremo oriental del Mediterráneo, fueron, durante los siglos V y VI escenario de vida eremítica. Toda la región estaba poblada de monasterios y habitada por anacoretas. El más popular de todos ellos fue San Simeón, llamado más tarde el Estilita por lo que pronto veremos. San Siméon, monje, en Antioquía, que vivió muchos años encima de una columna, por lo cual fue llamado Estilita, esto es, columnario, cuyos hechos y manera de vida fueron admirables. Las piedras que sirvieron de base a la columna y los muros semiderruidos del monasterio que se edificó después de su muerte se conservan aún en el lugar solitario que los beduinos llaman hoy Kal'at Simân (castillo de Simeón). Su forma de vida causa estupor y admiración y hay hasta el temor de que no sea cierta. No obstante ésta es su compañero Teodoreto, con quien vivió como monje y le visitó en su columna, quien nos la cuenta. Tampoco en su tiempo dejó de sentirse su influencia. Obispos y emperadores piden su consejo y las resoluciones del concilio de Calcedonia se adoptan con su aportación. Incluso la herejía arriana fue combatida desde la columna. Terminados los mártires ha comenzado una nueva época de testimonio. Los nuevos testigos son ahora los anacoretas. Una forma incomprensible para nuestro tiempo; falta el sincronismo necesario para entenderlo. Pero el conocimiento de Cristo, los millares de gentes convertidas, los pecadores arrepentidos, los animados a ser fieles, los consolados por la penitencia, los motivados a la oración y a la austeridad son un cocktail muy importante para despreciar o juzgar como improcedente esta forma de seguir a Cristo y de testimoniarle ante el mundo por el camino de la penitencia pública e integral.

-Santa Genoveva Torres Morales, virgen, España, 1956. Genoveva Torres Morales nació en Almenara (Castellón) el 3 de enero de 1870. Huérfana a los ocho años y constituida "ama de casa" al cuidado de un hermano, a sus trece años hubieron de amputarle una pierna de forma rudimentaria. Desde entonces tendría que andar siempre con dos muletas. Hubo de ser asilada en la "Casa de la Misericordia" de Valencia completando allí su deficiente cultura y creciendo en su vida espiritual. A los veinticuatro años, unida a dos compañeras, fundó la "Sociedad Angélica" para dar amparo a mujeres solas y para la adoración nocturna de la Eucaristía. Desde la Casa Madre de Zaragoza su obra se extendió rápidamente. De carácter afable y misericordioso, gobernó con sabiduría espiritual la obra fundada por ella que, con la aprobación pontificia, se denominó "Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Santos Ángeles". Devotísima de la Virgen, especialmente mediante el rezo del Rosario, tuvo por centro de su vida al Corazón de Jesús y a la Eucaristía. Murió en Zaragoza el 5 de enero de 1956. El pueblo comenzó a invocarla con el título de "Ángel de la soledad". Su proceso de beatificación fue iniciado el doce de julio de mil novecientos setenta y cinco, sus virtudes heroicas fueron aprobadas el veintidós de enero de mil novecientos noventa y uno, Juan Pablo II segundo aprobó el milagro y la beatificó el veintinueve de enero de mil novecientos noventa y cinco en la Basílica de San Pedro junto con tres compañeros, finalmente aprobó otro milagro y la canonizó el cuatro de mayo de dos mil tres en España junto con dos sacerdotes y una monja carmelita.

-Beato Pedro Bonilli, Italia, 1935. Este generoso imitador de Cristo Buen Pastor nació en San Lorenzo de Trevi (Perusa) el 15 de marzo de 1841 y murió en Espoleto el 5 de enero de 1935. De familia de pequeños propietarios, el primero de cuatro hermanos. De un ambiente familiar favorable, una madre piadosísima, y luego el influjo iluminado y santo de un sacerdote que en el colegio Lucarini de Trevi, le sirvió de guía espiritual: Don Ludovico Pieri, llamado también el "Don Bosco" de Trevi. En 1857 sintió brotar impetuosa la vocación sacerdotal y don Pieri fue su ángel guardián. Ordenado presbítero en Terni, estando vacante la diócesis de Espoleto, el 19 de diciembre de 1863, de inmediato fue enviado como párroco a Cannaiola, una región pobre, donde estuvo 35 años ejerciendo una pastoral renovadora, valiente, incisiva, altamente fructuosa, que culminó en 1887 con la fundación de la Congregación de las Hermanas de la S. Familia. La condición religiosa y moral de Cannaiola era singularmente pobre y baja, marcada por la blasfemia, el libertinaje, el juego, la embriaguez. El se empeñó en alimentar a su pueblo con un intenso trabajo de catequesis y de instrucción religiosa, sirviéndose también, como precursor, de los medios de comunicación social de entonces, ("La imprenta es el arma de este tiempo", decía) y comprometiendo a los laicos en sus iniciativas. En la familia vio el fundamento del renacimiento de la sociedad y de la vida eclesial. "Ser familia, dar familia, construir familia", fue su programa. En 1898 dejó a Cannaiola al ser nombrado Canónigo de la Catedral de Espoleto y Rector del Seminario, colocando al servicio de los futuros sacerdotes su riqueza espiritual y la vasta experiencia adquirida en los largos años de ministerio pastoral. En su espiritualidad se destaca su gran contribución a la difusión del culto a la Sagrada Familia, de la cual imitó con verdadero espíritu franciscano la humildad y la pobreza. El 5 de enero de 1935 terminó serenamente en Espoleto su larga vida (95 años), consagrada al servicio de la formación del clero y a la ayuda a los pobres.

-
San Juan Nepomuceno Neumann, sacerdote, U.S.A., 1860. El obispo de Filadelfia, nació en Prachatitz, Bohemia, el 28 de Marzo de 1811, hijo de Philip Neumann y Agnes Lebis. Asistió a la escuela en Budweis y allí entró en el seminario el año 1831. Dos de años después, pasó a la universidad de Charles Ferdinand en Praga donde estudió teología. Cuando su preparación para el sacerdocio se completó en 1835, deseaba ordenarse pero el obispo decidió que no habría allí más ordenaciones. Nos resulta difícil imaginar hoy que Bohemia tuviera entonces demasiados sacerdotes. Juan escribió a los obispos del mundo, pero en todas partes la misma historia: ninguno quería ahora sacerdotes. Juan estaba seguro de su vocación al sacerdocio, pero todas las puertas parecían cerrársele. Finalmente llego a serlo. El 5 de enero de 1860 (con 48 años de edad) se desplomó en la calle, en su ciudad episcopal. y murió antes e que pudieran administrársele los últimos Sacramentos. El 11 de Noviembre de 1921, Benedicto XV declara solemnemente la heroicidad de sus virtudes. Fue Beatificado por el Papa Pablo VI el 13 de Octubre de 1963 y Canonizado por el mismo Papa. Fruto de su celo apostólico fueron las innumerables escuelas parroquiales que fundó, la Congregación de las Hermanas de la Tercera Orden de San Francisco, el florecimiento de la devoción de las cuarenta horas, la atención a los indígenas e inmigrantes y los continuos viajes apostólicos. Fue beatificado durante el Concilio Vaticano II en 1963. Pablo VI lo canonizó en 1977. Es el segundo santo elevado a los altares en los Estados Unidos.

-Santa Sinclética, virgen, Alejandría, s. IV. Nació en Alejandría de Egipto, de una rica familia de Macedonia. Su gran fortuna y belleza le atrajeron numerosos pretendientes, pero Sinclética había consagrado su corazón al Esposo celestial y para librarse de aquellos recurría a la fuga. Sin embargo consideraba a su propio cuerpo como a su peor enemigo y se dedicó a domarlo con ayunos y otras asperezas. Su mayor sufrimiento era verse obligada a comer más frecuentemente de lo que deseaba. Sus padres la constituyeron heredera de toda su fortuna, pues sus dos hermarnos habían muerto y su única hermana era ciega y estaba confiada a su custodia. Habiendo distribuido su fortuna entre los pobres, Sinclética se retiró con su hermana a una cámara sepulcral abandonada, que formaba parte de las posesiones de sus parientes. Ahí se cortó los cabellos, en presencia de un sacerdote para mostrar su absoluto despego del mundo, y renovó su consagración a Dios. A partir de ese instante, la oración y las buenas obras constituyeron su principal ocupación; pero su total retiro, que la ocultó a los ojos del mundo, nos ha dejado también a nosotros sin noticias. Numerosas mujeres acudían a ella en busca de consejo. Si su humildad le hacía difíl instruir a otros, su caridad la impulsaba a hacerlo. Sus palabras tenían un acento tan profundo de humildad y de convencimiento, que impresionaban profundamente a su oyentes. "¡Oh -exclamaba Sinclética-, cuán felices seríamos si trabajáramos por ganar el cielo y servir a Dios, como los mundanos trabajan por acumular riquezas y bienes perecederos! En tierra arrostran a los bandidos y salteadores; en el mar se exponen a los vientos a las olas y sufren naufragios y calamidades; todo lo intentan y a todo se atreven; en cambio nosotros, que servimos a un Señor tan grande y esperamos un premio inefable, tenemos miedo de la menor contradicción". Frecuentemente predicaba la humildad: "Un tesoro sólo está seguro cuando está escondido descubrirlo equivale a exponerlo a la codicia del primero que venga y a perderlo; igualmente, la virtud sólo está segura cuando permanece secreta, quien la ostenta la verá disiparse como el humo". Con estos y otros discursos exhortaba nuestra santa a la caridad, a la vigilancia y a todas las virtudes. A los ochenta años de edad, Sinclética contrajo una intensa fiebre que le atacó los pulmones, al mismo tiempo que una violenta gangrena le consumía los labios y las mandíbulas. Llevó su enfermedad con increíble paciencia y resignación, a pesar de que en los últimos tres meses el dolor no le dejaba reposo. Aunque la gangrena la había privado del uso de la palabra, su pacien cia era un sermón más eficaz que cualquier predicación. Tres días antes de su muerte, Sinclética tuvo una visión en la que le fue revelada la hora en que su alma abandonaría el cuerpo. Al llegar el momento previsto, aureolada de una luz celestial y consolada con divinas visiones, Sinclética entregó su alma a Dios, a los ochenta y cuatro años de edad. En las Vidas de los Padres, publicadas por Rosweyde (lib. 1) se encuentran algnas citas de la antigua y muy hermosa vida de Santa Sinclética; también la cita en sus escritos San Juan Clímaco. El autor de dicha vida conoció personalmente a la santa, según se deduce de su obra; pero la atribución a San Atanasio carece de fundamento suficiente. Ver Acta Sanctorum, 5 de enero.

-Santa Apolinaria, virgen, s. V. Aunque el Martirologio Romano dice textualmente el 5 de enero "En Egipto, Santa Apolinaria, Virgen", la biografía que se encuentra en el Metafrasto y en los "menaia" griegos, pertenece a la categoría de las novelas religiosas. Dicha biografía de Apolinaria Sinclética, es una variante del tema de la joven que se disfraza de hombre y pasa por tal, durante largo tiempo. En nuestro caso, Apolinaria es hija del "Emperador" Antemio. Disfrazada de hombre y bajo el nombre de Doroteo, vivió como ermitaño en el desierto, bajo la dirección del renombrado asceta Macario. Su hermana, poseída por el demonio, fue conducida al desierto, donde Doroteo se encargó de exorcizarla. La joven recuperó la razón, pero el diablo se ingenió para que los monjes acusaran a Doroteo de haber cometido actos infames con ella. Doroteo tuvo que responder de su conducta ante su propio padre y se le dio a conocer. Después de obtener la perfecta curación de su hermana con sus oraciones, insistió en volver al desierto, donde los monjes no descubrieron su sexo sino hasta su muerta. Probablemente, el Martirologio Romano conmemora a Santa Apolinaria en esta fecha, debido a la conmemoración de Santa Sinclética en los sinaxarios griegos (4 de enero) y en el propio Martirologio Romano del día de hoy.

-San Doroteo el joven, Abad, s. XI. San Doroteo el Joven, conocido también como San Doroteo de Kiliokom nació en Trebizonda, a orillas del Mar Negro. Pertenecía a una familia patrcia, pero a los doce años huyó de su casa para evitar el matrimonio que sus padres querían imponerle. Después de andar errante algún tiempo, llegó al monasterio de Genna, en Amisos (hoy en día Samsun), en el Ponto, y ahí recibió el hábito de manos del abad Juan. Pronto se convirtió en un modelo de vida monástica y fue ordenado sacerdote. Poseía en alto grado el don de profecía y, frecuentemente, era arrebatado en éxtasis. Un día, mientras se hallaba de compras fuera del monasterio, un misterioso extranjero le dio la orden de fundar una comunidad en las faldas de un monte de las cercanías de Amisos, en un sitio preciso, y dedicarla a la Santísima Trinidad. Doroteo no quería abaandonar a sus hermanos y tenía dudas sobre la naturaleza de su visión; pero el abad le dijo que obedeciera. El santo comenzó a construir el nuevo monasterio. Aunque al principio sólo tenía un compañero, pronto se le unieron otros aspirantes a la vida religiosa, y Doroteo fue el primer abad del famoso monasterio al que dio el nombre de Kiliokomos. Entre otros muchos milagros que se le atribuyen, se cuenta que multiplicó el pan, que salvó del naufragio a un navío que se debatía mar adentro, y que, durante la construcción del monasterio invocando a la Santísima Trinidad, hizo que una gran piedra que se había derrumbado volviera a su sitio.

-San Eduardo III Rey de Inglaterra, cuya fiesta se celebra el 13 de octubre, 1066. Eduardo, llamado "El Confesor", era nieto de San Eduardo, rey y mártir. Después de un largo destierro, debido a la invasión de los daneses, fue elevado al trono de Inglaterra, aún semipagana, y reinó durante 23 años de bonanza y progreso dejando el recuerdo de un monarca prudente. En la historia de su vida se dice que fue un "rey bueno, compasivo, piadoso, padre del pueblo, protector del débil, amigo de dar más que de recibir, de perdonar más que de castigar". A él se debe la fundación de la gran Abadía de Westminster, panteón de los reyes de Inglaterra. Murió el 5 de enero de 1066, poco antes de la invasión normanda. El papa Alejandro III lo inscribió en el catálogo de los santos en 1160. Su fiesta se conmemoraba anteriormente el 13 de octubre.

-San Gerlac o Gerlaco, Gerlach de Valkenburg; Gerlach von Houthem. Penitente, primero soldado y luego ermitaño en Alemania, 1170. El soldado que condujo una vida salvaje y licenciosa, hasta la muerte de su esposa, después de lo cual él experimentó una conversión. Hizo penitencia el resto de su vida, primero cuidando un enfermo en Jerusalén por 7 años, dejó atras todas sus pertenencias, viviendo como ermitaño en un árbol hueco cerca de su propio estado. Cada semana él viajó a Maastricht al venerar las reliquias de San Gervase, y a Aachen al venerar a Nuestra Señora. Tubo una vida muy pobre y austera. Tarde en su vida él desarrolló un conflicto con algunos monges locales que querían que él se uniera al monasterio. Fue amigo de Santa Hildegard de Bingen. Tubo una visión de San Gervase el 5 de enero de 1170. Nació 1100 en Valkenburg, Holanda. Muerto 1172-1177 en Houthem, Holanda, de causas naturales. Patrón de los Animales domésticos.

-Beatos Francesco Peltier, Giacomo Ledoyen y Pietro Tessier, mártires. + Angers, Francia, 5 enero 1794.
El sacerdote Francesco (nació en Savennières el 26 abril 1728), Giacomo Ledoyen (nació Rochefort-sur-Loire il 3 abril 1760) y Pietro Tessier (nació La Trinité-d’Angers l’11 mayo 1766). Sufrieron el martirio durante la revolución Francesa. Beatificados el 19 febrero 1984, por su Santidad el Papa Juan Pablo II.

-Santa Emiliana. virgen, tía de San Gregorio el Grande, s. VI. Santa Emiliana, mártir, en Roma. Vivió esta Santa en los primeros tiempos del Cristianismo, puesto que en Roma existía ya una Iglesia bajo su invocación antes del año 400. Por unos versos antiguos se sabe que después de sufrir varios tormentos fue por último degollada.

-Beata María Marcelina de la Inmaculada Concepción (Marcelina Darowska), viuda y fundadora, 1911.

-San Carlos de San Andrés Houben, (Juan Andrés Houben) prebítero, pasionista, 1821-1893. Nacido el 11 de diciembre de 1821 en Munstergeleen (Holanda) y muerto el 5 de enero de [1893] en Dublín (Irlanda). El 16 de octubre de 1988, el Papa Juan Pablo II le declara Beato. Y 16 de diciembre de 2006, el Papa Benedicto XVI promulgó nuevos decretos de la Congregación para la Causa de los Santos, que abre el camino para varias canonizaciones y beatificaciones, incluyendo la aprobación de los milagros que permitirán la canonización de este beato.

-San Eufrasio, uno de los siete varones apostólicos que, según se cree, fue obispo de Andújar. Las noticias de estos santos se encuentran ya en la liturgia mozárabe y se remontan al siglo VI.

-Un grupo de mártires egipcios en la Tebaida, bajo Diocleciano, 304.

-Beata María Repetto, virgen. Nació en Voltaggio (AL), 31 octubre 1809 – Genova, 5 enero 1890.

-Santa Amada de la Tebaide, virgen,

-Santa Amelia, virgen y mártir, 304 ca.

-San Astolfo, monaco y obispo, 866.

-San Rugero de Todi.

-San Deogracias, obispo.

-San Convoine, abad de Redon.
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:23 (#382830 - en respuesta a #382490)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina


ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:25 (#382831 - en respuesta a #382830)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina


ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:29 (#382834 - en respuesta a #382831)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina


ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:33 (#382835 - en respuesta a #382834)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina


ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:42 (#382836 - en respuesta a #382835)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina




(397664_297826463653365_1789957185_n.jpg)



(imagesCA5D3W92.jpg)



(imagesCAV6F54Y.jpg)



(imagesCAYXOHRT.jpg)



(ummmntitled.png)



(untimmmmtled.png)



(untitlemnbvd.png)



Adjuntos
----------------
Adjuntos 397664_297826463653365_1789957185_n.jpg (60KB - 42 descargas)
Adjuntos imagesCA5D3W92.jpg (9KB - 45 descargas)
Adjuntos imagesCAV6F54Y.jpg (12KB - 45 descargas)
Adjuntos imagesCAYXOHRT.jpg (11KB - 46 descargas)
Adjuntos ummmntitled.png (96KB - 45 descargas)
Adjuntos untimmmmtled.png (108KB - 48 descargas)
Adjuntos untitlemnbvd.png (113KB - 46 descargas)
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:48 (#382837 - en respuesta a #382836)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina




(reyestopo.jpg)



(side_magos.jpg)



(utopontitled.png)



(AnimacionesTresReysMagos02.gif)



Adjuntos
----------------
Adjuntos reyestopo.jpg (58KB - 43 descargas)
Adjuntos side_magos.jpg (166KB - 57 descargas)
Adjuntos utopontitled.png (111KB - 45 descargas)
Adjuntos AnimacionesTresReysMagos02.gif (53KB - 42 descargas)
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:50 (#382838 - en respuesta a #382837)
Motivo: RE: Santoral 2013 5 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

:)

ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 03:59 (#382839 - en respuesta a #382838)
Motivo: Santoral 2013 6 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina








Modificado por gilda 6/1/2013 04:00
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 04:03 (#382840 - en respuesta a #382839)
Motivo: Santoral 2013 6 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

Santoral 6 de enero

Epifanía de Nuestro Señor y de los Santos Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar. Epifanía quiere decir manifestación. Pero la manifestación de Cristo al mundo encierra múltiples aspectos. Por eso la Iglesia celebra, en el tiempo de Navidad, dos clases de sucesos que manifiestan progresivamente en Jesús al Hijo de Dios hecho hombre. Unos perfilan su nacimiento e infancia, otros señalan los comienzos de su vida pública. Entre los primeros, el más significativo es la llegada de los Magos a Belén, entre los segundos, el bautismo del Señor en el Jordán. Si la llegada de los Magos ha centrado más la atención que la de los pastores, es debido a que se trataba de unos hombres que venían de fuera de las fronteras de Israel, del lejano Oriente. Al atraerles hacia Cristo-Niño, Dios quiso revelar «para luz de los pueblos, el misterio de nuestra salvación». Se trata de una Fiesta de Cristo, «Señor del señorío", que nos esclarece «la gloria de su inmortalidad. La Epifanía es también, por consiguiente, la fiesta de la vocación de los hombres a la fe, y después a la visión de Dios. Jesús, que en la Eucaristía «se inmola y se da en comida», se encuentra presente en nuestro caminar hacia la luz, desde la fe hasta la visión. De este modo, la celebración litúrgica nos ofrece «su luz» que nos orientará, como a los Magos, hasta el final del camino.

-Santos Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar.
I. Los Magos ofrendaron mirra a Nuestro Señor, para honrar su humanidad. Jesús es Hombre, y lo es por amor nuestro, porque por amor nuestro tomó un cuerpo semejante al nuestro. Amémoslo, pues, y ofrendémosle nuestro cuerpo. Este cuerpo es vuestro, ¡oh Jesús mío!, disponed de él como os plazca, sano o enfermo, vivo o muerto. ¡Qué feliz sería si pudiese sufrir con Vos, para reinar un día también con Vos! Me habéis rescatado todo entero, a fin de poseerme todo entero. (San Agustín).

II. Jesús es hombre, mas también es Rey. Por eso se le ofrenda oro. Es el dueño de nuestros bie nes, Él nos los dio; debemos servirnos de ellos para honrarlo, para engalanar sus altares, para socorrer a los pobres. Ve a Jesús en sus pobres, con la fe de los Magos que, contemplando en el pesebre a un niño pobre y abandonado, lo reconocieron como a su Rey y a su Dios. Si eres pobre, ofrece a Jesús tu pobreza; esta ofrenda le será más agradable que todos los tesoros de la tierra.

III. Los Magos ofrecieron incienso a Jesús, y reconocieron así su Divinidad. El incienso que tú le debes presentar, es la oración que eleva a tu alma hasta Dios. Humíllate ante este Soberano, ofrécele todas las potencias de tu alma, adóralo, témelo. Acuérdate sobre todo que los Magos volvieron por otro camino; cambia de vida a ejemplo suyo, y después de haberte dado a Jesucristo, no te des más al mundo. Por el cambio de ruta, entendemos el cambio de vida. (Eusebio).

-Santa Viltrudes o Wiltrudis, viuda (+986) En "Bavaria Sancta", Radero nos dice que Viltrudis era una doncella que obtuvo de su hermano, el conde Ortulfo, el permiso de rechazar todas las proposiciones de matrimonio que se le habían hecho. Sin embargo, parece cierto que fue la esposa de Bertoldo, duque de Baviera, y que al morir su marido, hacia el año 947, entró en religión. Ya desde que vivía en el mundo había sido renombrada por su virtud y su habilidad en las labores manuales. Su fervor se intensificó en la religión. En 976, fundó cerca de Neuburgo, Alemania, en el Danubio, la famosa abadía de monjas benedictinas de Bergen, de la que fue la primera abadesa. Murió en el año 986.

-San Erminoldo, abad de Sordi, en Alemania, 1121. La vida medieval de San Erminoldo pertenece a un tipo muy poco satisfactorio de biografía espiritual. El autor sólo piensa en glorificar al santo, sin preocuparse mucho por la verdad de los hechos. Erminoldo, que había llegado al monasterio siendo un niño, pasó toda su vida en el claustro. Como se distinguiera en Hirschev por la estricta observancia de las reglas, fue elegido fue abad de Lorsch; pero una disputa sobre la legitimidad de su elección le obligó a renunciar al cargo, un año más tarde. En 1114, a petición de San Otón de Bamberga, fue enviado al monasterio de Prüfening, fundado poco antes, y en él fue primeramente prior y más tarde abad, a partir de 1117. Los calendarios y martirologios locales le ponen en la lista de los mártires, pero en realidad murió a manos de una facción de conspiradores que formaban parte de su comunidad y se rebelaron contra la severidad de su gobierno, el 6 de enero de 1121. Uno de los conspiradores le descargó una viga en la cabeza. Erminoldo se debatió varios días entre la vida y la muerte y terminó sus días en la fiesta de la Epifanía, a la hora que él mismo había predicho. Fue famoso tanto por su espíritu de oración, como por su caridad con los pobres. Se conserva la memoria de numerosos milagro operados en su tumba.

-Santa Macra. virgen y mártir, Reims, 287. virgen, en el distrito de Reims, la cual en la persecución de Diocleciano, por disposición del presidente Riciovaro, fue arrojada en una hoguera, y saliendo ilesa, luego le cortaron los pechos y la metieron en oscura y hedionda cárcel, y la revolcaron sobre cascos agudos de barro y sobre ascuas encendidas, y haciendo oración entregó su espíritu al Señor.

-San Melanio, obispo de Rennes, Francia, 530. Obispo y confesor, en Rennes de Francia, quien después de haber hecho innumerables milagros, fijada la vista en el cielo, voló glorioso al Señor. Melanio nació en las riberas del Vilaine, en Placs o Plets, de la diócesis de Vannes, en Bretaña. A la muerte de San Amando, obispo de Rennes, las instancias del clero y de los fieles de esta iglesia le obligaron a aceptar el gobierno pese a los reparos de su humildad. Tuvo parte importante en la redacción de los cánones del concilio que se realizó en Orléans, en 511, y trabajó después para que se observaran dichas normas.
Junto con los obispos de Tours y de Angers, escribió a dos sacerdote bretones para recordarles la observancia de las reglas canónicas sobre el celibato y la liturgia.
Son más bien pocos los detalles que se tienen de su vida; pero podemos juzgarla por la gran veneración de que estuvo rodeada su memoria. Su ce1o contribuyó a que desaparecieran los restos de la idolatría que aún quedaba en su diócesis.
Murió en Placs, cerca de un oratorio que había hecho construir para dedicarse allí a la oración y a la meditación. Es muy difícil precisar la fecha de su muerte, que generalmente se sitúa hacia 530. Monseñor Duchesne se contenta con decir que, en el año 549, Rennes tenía un obispo que se llamaba Febedelio. ¿La muerte llegó el 6 de enero o el 6 de noviembre? Cosa extraordinaria: hacia el fin del siglo VI, un compilador franco del martirologio jero nimiano, asignó a San Melanio dos fiestas, una el 6 de enero para la ordenación y otra el 6 de noviembre para la deposición. La segunda recensión del mismo martirologio, en el siglo VII, sitúa en el 6 de enero el nacimiento, ordenación y muerte de San Melanio. Puede ser, dice monseñor Duchesne, que el copista haya interpretado mal las Admitamos con el biógrafo que Melanio murió en Placs el 6 de enero y que su sepultura tuvo lugar en Rennes diez meses después, es decir, el 6 de noviembre. La traslación se hizo sobre una barca, remontando el curso del Vilaine. En esta ocasión, tuvieron lugar numerosos milagros. Un calendario bretón del siglo XII, recogido por F. Duine, da tres fiestas de S. Melanio a lo largo del año, a saber: el 6 de enero, el 6 de noviembre y el 11 de octubre una dedicación.
Es suficiente decir que el culto a Melanio comenzó inmediatamente despué de su muerte, tuvo una gran extensión y llegó hasta Borgoña. Gregorio di Tours (Gloria conlessorum, c. LIV) dice que sobre la tumba de San Melanio en Rennes, construyeron una basílica que se hundió durante un incendio, pero el sarcófago no sufrió daño alguno. Es lamentable que la advocación de esta iglesia haya sido cambiada, ya que, renovada muchas veces en el curso de los siglos, conservaba siempre la tumba del santo obispo.

-Santa Rafaela del Sagrado Corazón, (Rafaela Porras y Aillón) nació en Pedro Abad, Córdoba, el 1850. Fueron trece hermanos: once varones, Dolores y Rafaela. Cuatro años tenia Rafaela cuando murió su padre. Y cuando apenas cuenta 19, pierde a su madre. Esta muerte le afectó mucho. "Prometí al Señor no poner jamás mi afecto en criatura alguna". Pero ya a sus 15 años habia hecho voto de castidad perpetua.
Rafaela y Dolores intensifican su piedad y obras de caridad. Pasan un tiempo de reflexión en las Clarisas de Córdoba. Un virtuoso sacerdote, D. Antonio, las orienta. Entran en contacto con la sociedad de Maria Reparadora. Cuando la sociedad se traslada a Sevilla, ellas se quedan en Córdoba. Con la ayuda del Sr. Obispo, Fray Ceferino González, fundan el Instituto de Adoradoras del Santísimo Sacramento e Hijas de María Inmaculada.
Por incomprensiones del Sr. Obispo se trasladan a Andújar y de allí pasan a Madrid. Les acompañan 16 religiosas. Muere su portector, D. Antonio, y le sustituye el P. Cotanilla, jesuita, y el obispo auxiliar, doctor Sancha .Ha sido un viacrucis con muchas estaciones. Pero la nueva Fundadora, Madre Rafaela, lo acepta todo, recitando versículos del Tedeum.
El primado de España, cardenal Moreno, les concede la aprobación diocesana en 1877. Por fin el Papa León XIII, el año 1887, aprobaba la Congregación con el nombre de Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, y las Constituciones, inspiradas y bien que le costó en las reglas de S. Ignacio.
Pronto se multiplicaron las fundaciones de nuevas casas: obras de apostolado y adoración reparadora. En la base de todo estaba la altísima y continua oración, que la M. Rafaela vivía e infundía en sus hijas, y sus heroicas virtudes, sobre todo la profundísima humildad, tanto que alguien llamó a la Madre "la humildad hecha carne".
Surgen pronto las desconfianzas, las incomprensiones, el arrinconamiento, el largo y absoluto olvido. Es un caso quizá único y ejemplarísimo en una Fundadora. Graves dificultades que surgieron en el gobierno, la movieron a renunciar al generalato a favor de su hermana Dolores. Fue un largo y dolorosisimo calvario. "Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?" Estaba en la plenitud de su actividad, a sus 43 años. Es el grano de trigo que muere para fructificar. Y así pasa más de 30 años.
Es difícil comprender el aislamiento, duros trabajos y humillaciones por las que se le hace pasar. Y para explicar esta situación, se divulga la especie de que se ha nublado su razón. La Madre se abraza a la "locura de la cruz", y una vez más, calla, sin una queja, en su pasión. Dolorida, pero serena, recorre ese espinoso camino, sostenida sólo por Dios, que la consuela con gracias internas y manifestaciones extraordinarias.
Sólo tres breves salidas hizo desde la casa de Roma, a Loreto, Asís y España, donde ni siquiera pudo visitar a su hermana en Valladolid, que vivía allí retirada también del gobierno de la Congregación, y "bajó de nuevo a su Nazaret", para seguir allí súbdita hasta la muerte, sirviendo en el silencio y la inmolación. Ni su director podía comprenderla y consolarla, pues hasta ignoraba que ella fuera la Fundadora. Ella callaba.
Pasaba muchas horas ante el Santísimo de rodillas, lo que le causó una enfermedad en las rodillas. Se fue consumiendo poco a poco en holocausto de amor. El Año Santo 1925 volaba a descansar en los brazos del Padre. El que se humilla será ensalzado. Comprobada la heroicidad de sus virtudes, fue beatificada por Pío XI el 18 de mayo de 1952.

-San Andrés Corsini, obispo de Fiésole. (4 febrero) (9 enero), Italia, Noviembre 30, 1301 - Enero 6, 1374. "El lobo que llegó a ser cordero". Nace en Florencia a principios del siglo XIV. Tuvo una juventud borrascosa pero después, se convirtió y abrazó la vida religiosa en el convento carmelitano de su ciudad natal. Fue elegido provincial de la Toscana en el capítulo general de Metz y siendo provincial, fue nombrado obispo de Fiésole el 13 de octubre de 1349. Gobernó su Iglesia durante 24 años con admirables ejemplos de caridad y con el brillo de su palabra. Se distinguió por su celo apostólico, prudencia y amor a los pobres. Además, escribió Comentarios a la Sagrada Escritura, Decretos Episcopales y Leyes Eclesiásticas, Sermones. En el Carmen de Florencia, sobre su tumba está escrito: Admirable por el ejemplo de su vida y de su elocuencia. Lleno de méritos murió el 6 de enero de 1374 y muy pronto empezó a tributársele culto. Su cuerpo se conserva en la Capilla a él dedicada en el Carmen de Florencia. En la Basílica de San Juan de Letrán de Doma también tiene dedicada una capilla muy bella. Fue canonizado en 1629.

-San Nilamón, monje que se hizo recluso por huir del episcopado. Geris, Egipto, s. IV. emparedado, en Geris de Egipto, llamado así porque estuvo encerrado mucho tiempo en una celda cerca de Alejandría; habiendo sido electo Obispo de Pelusia contra su voluntad, se puso en oración, y en este acto entregó su alma al Creador.

-San Pedro Tomas, obispo de Constantinopla, que luchó contra los infieles y los bizantinos con la espada y con la pluma, muerto en Famagusta en 1366. Patriarca de Constantinopla, del orden carmelita. Nació en Aquitania de padres pobres. Se dedicó a los estudios pidiendo por Dios el pan que había de comer, e hizo tan rápidos progresos, que pronto llegó a leer, primeramente gramática y luego lógica. Profesó después en la orden del Carmelo, donde fue dechado de virtudes y ejercitó por mandato de sus superiores el cargo de enseñar filosofía en varios conventos de su Orden. Desempeñó por espacio de doce años los oficios de nuncio y legado apostólico. Hacia el año 1354, probablemente, recibió la consagración episcopal de manos de Guidone Episcopo Portuensi. Después de otras diócesis que rigió como obispo, gobernó la de Creta como arzobispo, hasta que, finalmente, en 1364 le eligió Urbano V patriarca de Constantinopla. Bernardino de Bustos Minorita en su Mariale, Sermón 4.° de Conceptione, parte tercera, y Fernando Quirino de Salazar, de lnmaculata Conceptione, cap. 42, dicen que fue uno de los acérrimos defensores de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María. Profesó sincera y filial devoción a esta gran Señora, de quien á su vez recibió él grandes favores. Murió en Famagusta (Chipre) el 6 de Enero de 1366.

-Beato Juan de Rivera, arzobispo y virrey de Valencia, 1532-1611.
Arzobispo de Valencia y Patriarca de Antioquía, fue el alma de la restauración espiritual de la diócesis de Valencia al aplicar las directrices del Concilio de Trento.
Nació en Sevilla en 1532. Su padre Pedro Enríquez y Afán de Ribera y Portocarrero, duque de Alcalá y marqués de Tarifa, llegaría a ser virrey de Cataluña y Nápoles.
Recibió la tonsura clerical el 23 de marzo de 1544 en la iglesia de San Esteban de Sevilla. Poco después pasó a Salamanca, donde cursó cánones, artes y teología.
A propuesta del rey Felipe II el Papa Pío IV lo nombró obispo de Badajoz, el 27 de mayo de 1562.
El Papa San Pío y en el consistorio del 30 de abril de1568 le confirió el título de Patriarca de Antioquía, y dos meses después lo promovió al arzobispado de Valencia. El 21 de marzo del año siguiente hacía su entrada en la capital de la Diócesis.
Tomando como prototipo del pastor el retrato descrito en "Stimulus pastorum", de Bartolomé de los Mártires, y el sermón de su amigo fray Luis de Granada, sobre la figura ideal del prelado, San Juan de Ribera trabajó durante 42 años sin descanso en la diócesis de Valencia procurando llevar a buen camino a la grey que se le había confiado.
No hubo aspecto de las estructuras diocesanas que no fuese objeto de su celo pastoral.
Las atenciones al clero, presentándole, a través de sus cartas pastorales y de los siete Sínodos Diocesanos, la figura ideal del pastor.
Manifestó su preocupación por elevar la enseñanza de la teología en la Universidad, necesitada de urgente e intensa reforma.
La reforma de las órdenes religiosas, fundando durante su pontificado 33 conventos en la Diócesis.
La formación cristiana de los fieles, a los que frecuentemente les predicaba la Palabra de Dios, y que le llevó a recorrer once veces en Visita Pastoral la amplia geografla diocesana.
A todos los medios recurrió para conseguir la conversión de los moriscos, sin poderlo lograr. Finalmente se resolvió el problema mediante el decreto del rey Felipe III, que los expulsaba del suelo español en 1609.
Nombrado por el rey Felipe III virrey y capitán general de Valencia (1602-1604), supo llevar con gran acierto este cargo, reprimiendo el bandidaje y la corrupción.
Tuvo amistad con todos los santos que florecieron en aquellos tiempos: San Juan de Ávila, San Luis Bertrán, San Francisco de Borja, San Carlos Borromeo, San Pedro de Alcántara, San Pascual Bailón, San Salvador de Horta, San Alonso Rodríguez, Santa Teresa de Jesús, San Roberto Belarmino, San Lorenzo de Brindis, Beato Nicolás Factor, Beato Andrés Hibernón y Beato Gaspar Bono.
Falleció santamente el 6 de enero de 1611, en el Colegio Seminario de Corpus Christi, que él mismo fundara como monumento a la Eucaristía y para la formación de los candidatos al sacerdocio. Fue beatificado en 1796.
Con San Juan de Ribera la diócesis de Valencia llegó a un gran esplendor, y quedó marcada en el futuro por la línea de renovación eclesial que trazó con los 42 años de su pontificado.

-Beata Rita Amada de Jesús, (Rita López de Almeida) fundadora. nació el 5 de Marzo de 1848, en un pequeño pueblo de la parroquia de Ribafeita, Diócesis de Viseu - Portugal. Pocos días después fue bautizada con el nombre de Rita Lopes de Almeida.
Creció en un ambiente familiar de mucha piedad, donde en las noches se hacía lectura espiritual. Desde su niñez demostró una devoción especial a Jesus Sacramentado, la Santísima Virgen y S. José, así como cariño por el Santo Padre, quien en ese tiempo se encontraba en exilio.
La Iglesia en Portugal continuaba a ser perseguida por parte de la Masonería, que se apoderó de los bienes eclesiásticos, cerró los Seminarios, y Casas de Religiosos. A los Institutos de Religiosas, les prohibió la admisión de Novicias. Obispos y sacerdotes provenientes de familias de alto nivel económico fueron objeto también de ataques. Debido a esto no podían dedicarse a su ministerio completamente, ya que tenían que defenderse. Todo esto debilitó en parte la Iglesia.
Pero esta situación política no apagó el ansia de una auténtica vida cristiana que la familia de Rita experimentaba, en especial sus Papás, así como el deseo de comunicarla a los demás. En este ambiente familiar Dios suscitó en Rita la vocación misionera, para liberar la juventud del indiferentismo religioso, y fomentar los valores morales, y así con este apostolado pudo fortalecer la familia.
Su celo apostólico hizo de ella una itinerante. Iba de pueblo en pueblo y enseñaba a orar. A través del Santo Rosario y otras oraciones deseaba despertar en los corazones de quienes la escuchaban, la imitación de Nuestra Señora, Madre de Dios.
En su apostolado buscaba siempre las personas que llevaban una vida inmoral, y hacía todo lo posible para rescatarlas del mal y conducirlas a Dios. Este estilo radical de apostolado, la hizo objeto de amenazas de muerte.
A la oración unió la penitencia. Para llevar a cabo este objetivo, logró conseguir algunos “instrumentos de mortificación”, en sus visitas a las Hnas. Benedictinas del Convento de Jesus a Viseu.
En este tiempo, con la ayuda de su Confesor, pudo discernir que Dios la llamaba a la Vida Consagrada. En esta Época no era posible entrar a ningún Instituto, debido a que las leyes masónicas prohibían la entrada de novicias. Por lo tanto, Rita siguió en el “mundo”, entregada al apostolado y a las prácticas de mortificación, con la esperanza de poder consagrarse a Dios en el futuro. Durante este tiempo rechazó pretendientes, algunos de ellos ricos, pues según ella ya había hecho su consagración a Dios en el íntimo de su corazón.
Su consagración a Dios la llevó a la práctica frecuente de la Comunión Reparadora, que fomentó su fervor Eucarístico, y a la devoción al Sagrado Corazón. Dios hizo de ella un verdadero apóstol concediéndole una pasión por la salvación de las almas.
Colaborando con el apostolado de Rita, sus padres llegaron a albergar en casa mujeres muy deseosas de conversión.
Como a los 20 años de edad, su deseo de consagrarse a Dios aumentó considerablemente. Compartió con sus padres este su gran deseo. No obstante la fe y vida ejemplar cristiana de sus padres, sus padres no aprobaron su decisión. Rita no desistió, al contrario, continuó nutriendo la esperanza de realizarlo. Y a la edad de 29 años logró entrar a una Congregación.
Esta congregación era la única que existía en Portugal porque era extranjera, y se dedicaba solo a ayudar a los pobres. Pero como el carisma de este Instituto era diverso del tipo de celo apostólico que ardía en su corazón, Rita no se pudo identificar con el.
El Director Espiritual de la Comunidad, en quien Rita confiaba plenamente, vio que la Voluntad de Dios para ella, era: el recibir y educar niñas pobres y abandonadas. Rita salió de este Instituto, de origen francés, a la edad de 32 años.
De acuerdo con el Rev. P. Francisco Pereira, S.J. buscó los medios para prepararse y realizar su futura y urgente misión. Rita era dotada de muchos dones y virtudes y de naturaleza piadosa, y solo deseaba cumplir la voluntad de Dios.
Dócil a su Director Espiritual, logró vencer los conflictos político y religiosos y fundar un Colegio-Instituto de Jesús, María y José, en la Parroquia de Ribafeita, con la espiritualidad de la Sagrada Familia, el 24 de Septiembre, 1880.
En breve tiempo, este tipo de apostolado se extendió a otras diócesis de Portugal. En las diócesis de Viseu, Lamego y Guarda, las autoridades civiles trataron siempre de suprimirlo. Experimentó dificultades de carácter económico, asi como con una religiosa de su Instituto.
Aún más, en el año 1910, se desencadenó una feroz persecución contra la Iglesia. Todos los Institutos fueron suprimidos, sus propiedades fueron expropiadas incluyendo el Instituto de Madre Rita, quien consiguió refugiarse en su tierra natal.
Es aquí donde poco a poco logró localizar sus religiosas dispersas debido a la situación política, y reagruparlas en una humilde casa de Ribafeita. Desde este lugar, envió varios grupos de ellas a Brasil, que perpetuaron el Carisma de la Fundadora. En esta forma su Instituto pudo sobrevivir.
Madre Rita, falleció el 6 de Enero de 1913, en Casalmendinho (Parroquia de Ribafeita), en olor de santidad. Su funeral, fue presidido por el Vicario General de la Diócesis, y fue un acción de gracias a Dios por el don de esta religiosa a la Iglesia y al mundo.

-Sierva María del Amor Misericordioso Guízar Barragán
Religiosa y Fundadora 1899 - 1973. Nació en Cotija de la Paz, Michoacán, el 11 de noviembre de 1899. Sus padres fueron Emiliano Guízar Valencia y Lucía Barragán. A los 15 años se consagró a Dios. Visitaba enfermos y presos. Se preocupaba por los sacerdotes y su ministerio. Afectuosamente le decían "Madre Chui". El 26 de julio de 1961 fundó el Instituto de "Siervas Guadalupanas de Cristo Sacerdote", en el Santuario de la Quinta Aparición de la Virgen de Guadalupe, en Tulpetlac, Estado de México, a favor de los sacerdotes ancianos, enfermos y en sus responsabilidades pastorales. Falleció el 6 de enero de 1973 y fue sepultada en el Santuario de la Quinta Aparición, a petición del Párroco Enrique Amezcua. Su causa fue introducida el 16 de julio de 1997, en la Catedral de Ecatepec. La Fase Diocesana dio fin en el centenario de su nacimiento, el 11 de noviembre de 1999, con una solemne misa en la Catedral de Ecatepec, oficiada por Justo Mullor, Nuncio Apostólico; el Arzobispo Luis Morales Reyes, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano; Onécimo Cepeda, Obispo de Ecatepec y otros más. El Nuncio Apostólico Justo Mullor, en su homilía señaló: "Es una de esas voces que el Espíritu Santo quiere que se hagan sentir con urgencia e insistencia invitando a la Iglesia a todos los creyentes a purificarnos, no sólo de nuestras miserias y pecados, sino también, de adherencias culturales superfluas a fin de centrar nuestras vidas personales y comunitarias en lo único fundamental: en poner en sintonía nuestras voluntades con la voluntad de Dios".

-San Guido (Guy) de Auxerre, Auxerre, siglo X - † 6 enero 961

-Santa Liceria, virgen y mártir, Sens.

-San Federico, monje en San Vaast de Arras, 1020.

-Santa Basilisa Mártir en Tebaide.

-San Pompeyano, mártir en Cagliari, Cerdeña.

-Un grupo de mártires africanos, quemados en la persecución de Severo, 210.

-
Fernando de Ribera, Henando de la Cruz, Sacerdote jesuita nacido en Panamá en el año 1592, hijo legítimo de los hidalgos sevillanos don Fernando de la Vega y Palma, y doña Leonor de Ribera, quienes lo bautizaron con el nombre de Fernando de Ribera. El aventurero espíritu de su juventud le trajo a Quito, donde cierta vez se batió en duelo e hirió gravemente a su adversario. Cuentan las tradiciones que, arrepentido, ingresó a la Compañía de Jesús -donde adoptó el nombre de Hernando de la Cruz- y poco después estableció una escuela de pintura.
Fue uno de los más notables artistas de la Escuela Quiteña, y entre sus obras más importantes se destacan "El Infierno" y "La Resurrección" (El Juicio) que se guardan en la iglesia de La Compañía. Murió en Quito el 6 de enero de 1646, en Olor de Santidad.

-Sierva de Dios, María Geralda Guerrero García de Piñeiro, laica casada. Nació en Caricuena, La Grita, Táchira. Octubre 13, 1885 + Barquisimeto, Lara, Venezuela. Enero 6, 1972.

ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 6/1/2013 04:18 (#382844 - en respuesta a #382840)
Motivo: RE: Santoral 2013 6 de Enero




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina


ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 7/1/2013 06:14 (#383014 - en respuesta a #381937)
Motivo: Santoral 7 de enero 2013




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

Santoral 7 de enero


-San Carlos de Sezze (1613-1670) El pastorcito Gian Carlo, que vivía en el pueblecito de Sezze, al sur de Roma, logró su única ambición: convertirse en lego franciscano. En el monasterio de San Pietro in Montorio no pasó de las actividades más modestas: cuidar enfermos, hacer de sacristán, pedir limosna. Incluso dentro de su orden era un don nadie, pero resulta que hacía estupendos milagros, como si Dios se complaciese en no respetar el escalafón de las dignidades eclesiásticas.
Durante una misa, al elevarse la Hostia de ella partió un rayo luminoso que le hirió en el pecho hasta penetrar en su corazón ( que se conserva incorrupto y con la señal de la cruz). A pesar de tener muy pocos estudios, escribió libros admirables de profundidad mística, como Las grandezas de la misericordia de Dios.
El papa Juan XXII le canonizó en 1959, honrando en nombre de la Iglesia la singularidad del más humilde de los ideales vividos como una entrega anónima y alegre.
*Pidamos su intercesión por los abogados y los confesores.

-San Raimundo De Peñafort, presbítero (1175-1275). Raimundo, nacido en Peñafort, cerca de Barcelona, en 1175, desde el castillo de su nombre junto a Villafranca del Panadés, marcha a Bolonia; donde se especializa en Derecho y llega a ser destacadísimo catedrático de aquella Universidad. Renuncia a su canonjía en Barcelona, al hacerse religioso dominico (1222), poco después de la muerte de Santo Domingo. Para orientación de las conciencias, escribe en 1222 su celebérrima Moral, "Summa", llamada Raimundiana. Destaca como confesor de Papas y Reyes en Roma y España. Había de convertirse en uno de los maestros de teología moral y de derecho canónico de su tiempo. Recibió el encargo de elaborar las Decretales de Gregorio IX (1234) y se le conoce por su celo por la formación de los sacerdotes en lo referente al ministerio de la penitencia. Este canonista, maestro general de su Orden, fue también un apóstol lleno de celo. Trabaja en la evangelización de Mallorca. Tan sabio como humilde, renuncia los altos cargos.
A los dos años de Superior General de la Orden Dominicana, logra ser sustituido para dedicarse a impulsar las misiones.
Con ocasión de fundar, junto con San Pedro Nolasco, la Orden de la Merced para rescatar a los cristianos cautivos de los moros, sintió la necesidad de un auténtico diálogo con el Islam: alentó a sus religiosos a que aprendieran a hablar árabe y estudiasen el Corán. Funda escuelas de árabe en Túnez y Barcelona; y de árabe y hebreo, en Murcia. Murió en Barcelona, santamente, con 99 años, el 6 de enero de 1275; honrado en sus funerales lo mismo por el pueblo y sus obispos, que por los reyes Jaime de Aragón y Alfonso el Sabio. Dejando el recuerdo de un sacerdote cuya vida había estado movida por «entrañas de misericordia para con los cautivos y pecadores».

-San Luciano, mártir en Antioquía, donde se le veneraba por su virtud y saber, 312. Sacerdote de Antioquía, profesor de exégesis bíblica y fundador de la Escuela de Antioquía, traduce el Antiguo Testamento, su campo propio; y destaca por su virtud, sabiduría y oratoria. Durante la persecución de Valerio Maximiano, es martirizado en Nicodemia, el 7 de enero del año 212, y sepultado en Helenópolis de Bitinia. Al hacer su panegírico San Juan Crisóstomo, destaca cómo la devoción eucarística le llevó a celebrar la Santa Misa en la prisión, la víspera de su martirio, teniendo como altar el propio pecho.

-San Tilo o Tilón, sacerdote (702), era sajón de nacimiento. Fue capturado y transportado a las naciones del sur, en donde le rescató y bautizó San Eligio. Esta ferviente apóstol le envió a su abadía de Solignac. Más tarde le llamó de nuevo, le ordenó sacerdote, y le empleó durante algún tiempo en Tournai y otras regiones del sur. Los habitantes de Iseghem, población cercana a Courtrai, le consideran como su evangelizador. Algunos años después de la muerte de San Eligio, San Tilón retornó a Solignac y vivió en soledad cerca de la abadía, imitando la sencillez, devoción y austeridad de los Antonios y Macarios de la antigüedad. Ahí murió, siendo ya nonagenario, hacia el año 702, y Dios le honró con milagros. San Tilón es llamado Theau en Francia, Tilloine o Tilman en Flandes, e Hillonius en Alemania.

-San Aldrico, Obispo de Le Mans. (800 †856) El Santo nació de una noble familia de ascendencia, en parte sajona, y en parte bávara, hacia el año 800. A los doce años su padre le envió a la corte de Carlomagno, donde formó parte de la servidumbre de Luis el Piadoso y se ganó la estima de todos. Hacia el año 821 pasó de Aquisgrán a Metz, para ingresar en la escuela episcopal y recibió la tonsura clerical. Después de su ordenación, el emperador Luis le lamó de nuevo a la corte, y le nombró capellán y confesor suyo. El año 832, San Aldrico fue elegido Obispo de Le Mans. Empleó toda su fortuna y sus fuerzas en socorrer a los pobres, mejorar los servicios públicos, construir iglesias y monasterios y promover la religión. Su fidelidad a Luis el Piadoso y a Carlos el Calvo permaneció inalterable durante casi un año, por haber declarado a los monjes de Saint-Calais que estaban sujetos a su jurisdicción. Tal pretensión del santo obispo no estaba en realidad justificada, pues se apoyaba en documentos falsificados, aunque no nos consta que el prelado haya sido personalmente responsable de tal falsificación.
Han llegado hasta nosotros algunos fragmentos del reglamento que San Aldrico redactó para su catedral. En él ordena que se enciendan diez cirios y noventa lámparas en todas las grandes fiestas. También nos son conocidos tres testamentos del santo prelado. El último de ellos es un edificante testimonio de piedad. En los dos primeros cede tierras y posesiones a muchas iglesias de su diócesis, y da prudentes consejos y reglas para mantener el orden y el espíritu de caridad. Aldrico quedó paralítico dos años antes de su muerte. Confinado al lecho, redobló su fervor y su asiduidad a la oración. Murió el 7 de enero del año 856, y fue sepultado en la iglesia de San Vicente, de la que había sido un gran bienhechor.

-San Canuto, duque de Sleswig, martirizado por los daneses, 1130.
del probable alemán antiguo, "estirpe, origen, descendiente" (¿1096?-1130). Mártir. Nació en Roskilde, Dinamarca. Hijo de nobles y sobrino de san Canuto IV, rey, llamado el Bueno. Se desconocen datos precisos de las etapas infantil y juvenil de su vida. Fue duque de Schleswig. Su gobierno destacó por una ferviente defensa de la fe católica, en contra de los ataques de las tribus vikingas, y por la comprensión de los problemas de sus subditos. Vivió en medio de continuas guerras por parte de quienes querían arrebatarle el poder. Murió en un atentado perpetrado por sus rivales Magnus Nielsen y Henry Skadelaar, el cual tuvo lugar en el bosque de Haraldsted, cerca de Ringsted. Debido a su fama de paladín de la fe y hombre justo, fue elevado a los altares por el papa Alejandro III. Es patrono de Zeeland, Dinamarca. Iconografía: con atuendo real, portando una palma (alusiva a su martirio), corona, lanza y copón (por su férrea defensa de la fe).
-San Clero, diácono y mártir, Antioquía.

-San Valentín, obispo de Passau, Baviera, y apóstol del Tirol, 440.
Muy poco es lo que sabemos de San Valentín, a pesar de que el "Acta Sanvtorum" ha publicado una larga biografía medieval que carece absolutamente de valor histórico. En su"Vida de San Severino", Eugipio nos informa que Valentín fue primeramente abad, y más tarde, obispo misionero en Recia. El mismo autor afirma que un discípulo de Valentín, que después lo fue de San Severino, acostumbraba celebrar la misa el 7 de enero en honor de su antiguo padre en Cristo. Venancio Fortunato narra que, en un viaje por el Tirol, encontró numerosas iglesias dedicadas a San Valentín. Arbeo de Fresinga afirma que San Valentín fue primero enterrado en la ciudad de Mais, en el Tirol, pero que sus restos fueron trasladados en el año 750 a Trento, y en 768 a Passau. Todos estos testimonios tienen en su favor la antigüedad, pero carecemos de otras prubas fidedignas. En época muy posterior, surgió la leyenda de que, al trasladar las reliquias del santo a un santuario más importante de Passau, se encontró una tableta de plomo en la que se hallaba grabada toda la biografía del santo. Su biógrafo nos dice que aprovechó ese documento, pero el estudio crítico revela que se trata indudablemente de una invención.

-San Reinoldo de Colonia, monje de San Pantaleón y mártir, maestro albañil, asesinado por los obreros a quienes dirigía, 960, que se identifica con el más joven de los "cuatro hijos de Aymón". La tradición le relaciona con la familia de Carlomagno. Parece que fue a Colonia y que entró en el monasterio de San Pantaleón. Se le puso a dirigir la construcción y desempeñó su puesto con un celo tan exagerado que se ganó la animosidad de los albañiles, quienes le atacaron, le mataron a martillazos y escondieron su cuerpo en un pozo de las proximidades del Rhin. Durante largo tiempo sus hermanos en religión le buscaron en vano. Finalmente su cuerpo fue descubierto, gracias a una visión que tuvo una enferma. Con toda solemnidad se le trasladó al monasterio. En el siglo XI, San Annón, arzobispo de Colonia, trasladó sus reliquias a Dortmund de Westfalia. En algunos sitios se venera al santo como patrono de los albañiles.

-Santa Virginia, de Francia.

-Santos Félix y Jenaro, mártires, Heraclea.

-San Julian, mártir, en tiempo y lugar desconacidos.

-San Crispín, obispo de Pavía, 248.

-San Nicetas, obispo de Remesiana, en Dacia, misionero entre los bárbaros. s. V.

-San Teodoro, monje de Egipto, s. IV.

-San Anastasio, obispo de Sens, 977.

-Beata María Teresa del Sagrado Corazón, Febrero 27, 1777 †Enero 7, 1876.

-Beato Vital, gran predicador, fundador de la Congregación de Savigny, 1119.

-Santos Senador, Próculo y Probo, mártires, Verona, persecución de Diocleciano.

-San Ceada, obispo de Londres, y uno de los misioneros celtas de Inglaterra, 664.

-Beato Widukind, duque de los sajones, 808.

-Beato Alberto, camaldulense, Siena, 1181.

-Santa Kentigerma, princesa de Leinster, Inglaterra, 728.

Modificado por gilda 7/1/2013 06:15
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 7/1/2013 06:23 (#383015 - en respuesta a #383014)
Motivo: RE: Santoral 7 de enero 2013




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina




(Santa virginia.jpg)



Adjuntos
----------------
Adjuntos Santa virginia.jpg (42KB - 44 descargas)
ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 7/1/2013 06:27 (#383016 - en respuesta a #383015)
Motivo: RE: Santoral 7 de enero 2013




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina


ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
gilda
Enviado 8/1/2013 04:50 (#383205 - en respuesta a #383015)
Motivo: Santoral 8 de enero 2013




Ubicación: Belén de Escobar - Buenos Aires - Argentina

Santoral 8 de enero

 

San Severino, apóstol de la Nórica y otras regiones danubianas, 482. Su ambiente fue bronco y decisivo. Si su silueta histórica es de ejemplar, sus coordenadas geográficas también resultan asimismo muestra de la tónica general del momento. El origen de Severino es un misterio; pero más importa su obra que su fuente. A su estío austero y tan poco de este mundo, conviene maravillosamente este pasado en nieblas. Por su trato exquisito, su lenguaje escogido y su cultura hizo sospechar cuna italiana. Con ello seria una vez más Roma la madre de los pueblos. Los herederos de Atila se disputaban el reino húngaro y los confines del Danubio. Era ésta una de las primeras versiones de la gran defensa del Asia frente a la Europa culta: el hielo. Contrasta con el escenario abigarrado de violencia, la figura de Severino el monje que llevaba una vida pobre, casta, pacífica, los hielos, ni las distancias, ni los peligros de caer en manos de las partidas guerreras incontroladas, pusieron freno a su caridad, que era larga como cruel la barba de los invasores. En tanto, Odoacro, ya rey de Italia por la caída del Imperio, no olvidó la profecía que de este triunfo le había hecho el santo abad y, en su memoria, él, arriano, no se contentó con no perseguir a los católicos, sino que los protegió deferentemente. Fue el último homenaje de los pueblos bárbaros al Santo y como el adelanto y primera cosecha de la educación que había de hacer la Iglesia a través de toda la Edad Media, sobre estos pueblos. Severino, sintiéndose próximo a la muerte, llamo al rey Fleteo y a su hermano Federico de Nórica, que acudieron a Fabiena para recoger el testamento del monje. Veo cercana la muerte, les dijo. por eso os conjuro a que respetéis la hacienda de vuestros súbditos y proveáis los monasterios faltos de mi ayuda a causa de mi muerte." Desde entonces se entregó a la preparación para el trance y a cuantos le visitaban, les anunciaba día y hora que había conocido por revelación. Llegado el momento, abrazando a los monjes y con el salmo 150 en los labios, murió: "Laudate Dominum in sanctis eius..." Era el 8 de enero del 482. Los hielos del Danubio echaron de menos desde aquel invierno los pies de Severino evangelizando paz, evangelizando bien.

-Santa Gúdula, virgen, patrona de Bruselas, 710. Según un escritor, la Santa nació en Brabante (Pagus Brachatensis), región situada en la parte central de la actual Bélgica y que ha tenido a lo largo de la historia un gran influjo en la historia del país, en el año 650 en el seno de una aristocrática familia franca. Fue hija de Witger, duque de Lorena, y de Santa Amalberga. En el monasterio de Nivelles y bajo la tutela de su santa madrina fue educada la niña, según la costumbre de las familias en esta época. Muerta Santa Gertrudis en 659, volviese a la casa paterna. Según unos, vivió recluida en el oratorio de San Salvador de Moorsel, a pocas millas de su pueblo natal. Según otros, permaneció en casa de sus padres, llevando una vida extraordinaria de piedad y recogimiento. Hubert, nos presenta a Santa Gúdula como una mujer consagrada en cuerpo y alma al socorro del prójimo. En una ocasión vino a su encuentro una leprosa llamada Emenfreda. La Santa examinó sus llagas, la consoló con dulces pensamientos y después la curo. La noticia de estos prodigios se extendió rápidamente por toda la región. Y una multitud de desgraciados acudía a ella en busca de socorro. Tras breve enfermedad murió, probablemente el 8 de enero de 712. Hubert nos describe la desolación de las pobres gentes de la comarca que estaban acostumbradas a ver en ella una especie de hada protectora. Fue enterrada en Vilvoorde. Después de algún tiempo fue trasladado su cuerpo a Moorsel, donde se estableció un monasterio de religiosas que duró poco tiempo. Más tarde sus restos mortales fueron confiados a Carlos de Francia, hijo de Luis, duque de la Baja Lorena. Probablemente en 977. Durante unos 60 años su cuerpo reposó en la iglesia de San Géry de Bruselas, entonces simple capilla castrense, construida junto a la residencia condal. Por fin, el conde de Lovaina, Lamberto II, hizo trasladar en 1047 el precioso depósito a la iglesia de Molemberg, dedicada a San Miguel, que fue probablemente la primera parroquia de Bruselas y que después cambió su nombre por el de Santa Gúdula.

-San Lorenzo Justiniani (5 septiembre), Venecia, 1455. Fue de la nobilísima familia Justiniana, muy principal en la república de Venecia. Desde niño mostró tanto seso, que ya parecía viejo en la tierna edad. A los diez y nueve años, con una maravillosa visión que tuvo de la divina Sabiduría, se movió a dejar el mundo, y tomó el hábito de los canónigos regulares en el monasterio de San Jorge de Alga. Mortificó los apetitos y blanduras de la carne, como si ésta fuera su principal enemigo, con ayunos, disciplinas, cilicio y otras penitencias, cosa en él más admirable por ser flaco de complexión. De este modo trataba su cuerpo; mas las virtudes de su alma ¿quién las podrá en breve expresar? Fue humildísimo, devotísimo y de grande eficacia en su oración. Diciendo Misa en la noche de Navidad, quedó elevado y absorto en la visión del Niño Dios recién nacido, y al volver en sí el ministro que le servía: "¿Qué haremos (le dijo el santo) de este Niño tan hermoso?". Era superior del monasterio, cuando Eugenio IV le nombró obispo de Venecia; y no se puede fácilmente creer cuanto lloró y trabajó por huir de aquélla cátedra episcopal, donde al fin hubo de sentarse. Siempre vistió el hábito azul de su religión y más bien que obispo, parecía padre de todos los pobres. Desvelábase el santo en atender bien a sus necesidades ocultas y remediarlas, especialmente las de los pobres que de ricos habían caído en miserias: y de mejor gana daba a los pobres la comida y el vestido o la cama, que no dineros para comprarlos; examinaba la necesidad de cada uno y tenía personas virtuosas y prudentes diputadas para ello; pero, no quería que fuesen muy curiosas, sino que algunas veces se dejasen engañar, juzgando que es mejor dar alguna vez al que no tiene necesidad, que dejar de dar al que la tiene. Pidióle un deudo suyo que le ayudase para, casar honradamente a una hija, y él le respondió que poco, no lo había menester; y mucho, no se lo podía dar sin hacer agravio, a muchos pobres. Tuvo insigne don de profecía, penetraba los secretos del corazón y hacía muchos milagros. Un día, celebrando en la catedral, llevóle el espíritu de Dios a la celda de una religiosa impedida, y le dio la comunión, sin dejar por eso de verse presente también en el altar. Nicolás V le consagró por primer patriarca de Venecia. En fin, después de haber santificado aquella república, y escrito preciosos libros, llenos de doctrina y de un suavísimo espíritu del Señor, entendiendo que se acercaba la hora de su partida de este mundo, se hizo llevar en brazos a la iglesia, y allí, recibidos los santos sacramentos y dando la última bendición a su amado pueblo, entregó su espíritu al Señor, quedando el cadáver sesenta y siete días que tardaron en sepultarlo, sin corrupción y con una fragancia del cielo.

-Beata Eurosia Fabris Barban, terciaria franciscana, Italia, 1932. Nació en Quinto Vicentino, pequeña localidad situada cerca de la ciudad de Vicenza (Italia), el 27 de septiembre de 1866; sus padres eran campesinos. En 1870 la familia se trasladó a Marola, otro pueblo de la provincia de Vicenza, donde Eurosia pasó toda su vida. Sólo pudo ir dos años a la escuela, entre 1872 y 1874, pues tuvo que ayudar a su padre en los trabajos del campo y a su madre en los quehaceres domésticos. En la escuela aprendió al menos a leer y escribir. Eso le permitió leer la sagrada Escritura y algunos textos de contenido religioso, como el Catecismo y la historia sagrada. A los doce años recibió la primera Comunión. Desde ese día comulgaba en todas las fiestas religiosas, pues en ese tiempo no estaba permitida la Comunión diaria. Cultivó una ferviente devoción al Espíritu Santo, a Cristo crucificado, a la Virgen María y a las almas del Purgatorio. Su amor a María se vio favorecido por la cercanía del santuario de la Virgen de Monte Berico, que se divisaba desde su pueblo. A los dieciocho años era una joven responsable, piadosa y laboriosa. Estas virtudes y su belleza no pasaron desapercibidas, y recibió varias propuestas de matrimonio, que no tomó en consideración. El matrimonio se celebró el 5 de mayo de 1886 y se vio coronada con nueve hijos. Cumplió con la máxima fidelidad sus deberes de esposa y madre: profunda comunión con su marido, del que se hizo consejera y consoladora; tierno amor a todos sus hijos; laboriosidad incansable; intensa vida de oración, amor a Dios y devoción a la Eucaristía y a la Virgen María. Entró en la Tercera Orden Franciscana -hoy llamada Orden Franciscana Seglar-, y vivió su espíritu de pobreza y alegría en el trabajo y en la oración, en la alabanza a Dios creador, fuente de todo bien y de toda nuestra esperanza. Convirtió su familia en una auténtica iglesia doméstica, donde supo educar a sus hijos en la oración, la obediencia, el temor de Dios, el sacrificio, la laboriosidad y las demás virtudes cristianas. Así se sacrificó y consumó, día a día, como una lámpara en el altar de la caridad. Murió el 8 de enero de 1932. Fue beatificada el 6 de noviembre de 2005 por el Cardenal José Saraiva Martins, bajo el mandato del Papa Benedicto XVI.

-Santos Luciano, Maximino y Juliano, mártires, Beauvais. La tradición les hace compañeros de San Dionisio en la evangelización de las Galias. Se dice que Luciano predicó el Evangelio en la Galia, en el siglo III, y que venía de Roma. Quizás fue uno de los compañeros de San Dionisio de París, o por lo menos de San Quintín. Selló el testimonio de su vida con su sangre, en Veauvais, alrededor del año doscientos noventa, bajo Juliano, quien había sucedido al perseguidor Riciovaro en el gobierno de la Galia. Maximiniano y Mesiano o Julián, compañeros de San Luciano, fueroncoronados con el martirioen el mismo sitio, poco antes que él. Las reliquias de los tres mártires se descubrieron en el siglo VII, según cuenta San Ouén en su vida de San Eligio, y colocadas en sendos relicarios en la abadía de su nombre, fundada en el siglo VIII. Rabano Mauro afirma que las reliquias de estos santos eran famosas por los muchos milagros que obraban en la época en que él escribía, es decir, un siglo más tarde. El Martirologio Romano y la mayoría de los calendarios del siglo XVI ponen simplemente a San Luciano en la lista de los Mártires; pero en un calendario compilado durante el reinado de San Luis, figura como obispo, y en Beauvais se le honra como tal.

-San Tórfino, obispo, Hamar, 1285. El año 1285 murió, en el monasterio cisterciense de Ter Doest, cerca de Brujas, un obispo noruego llamado Torfino. Como nunca había llamado la atención, cayó pronto en el olvido. Pero cincuenta años después, cuando se efectuaban algunos trabajos de albañilería, su tumba fue abierta y se desprendió de ella un olor suavísimo. El abad empezó a investigar y encontró entre susmonjes a uno, llamado Walterio de Muda, que recordaba todavía la estancia del obispo en el monasterio y la impresión de bondad y firmeza que había producido en los monjes. El mismo Walterio había escrito un poema sobre el santo obispo y lo había depositado en su ataúd. A pesar del tiempo transcurrido, el poema se encontraba aún intacto. El abad vio en ello una señal del cielo de que había que perpetuar la memoria del santo obispo, y encomendó a Walterio que consignara por escrito sus recuerdos. No obstante esto, sabemos muy poco de la vida de San Torfino. Había nacido en Trondhjem, y es probable que haya sido canónigo de la catedral de Nidaros.

-San Severino, obispo de Nápoles o Semtémpeda, 540. San Severino, Obispo, en Nápoles de Campania, hermano de San Victorino, mártir, que acabó felizmente su vida lleno de santidad y milagros. La antigua población de Semtémpeda, en la Marca de Ancona, se llama en la actualidad San Severino y debe su nombre al santo que parece haber sido su obispo a mediados del siglo VI. Era hermano de San Victorico. Adón le identifica en su martirologio con un mártir del mismo nombre. La confusión proviene, probablemente, de la translación de las reliquias de San Severino de Nórico a Nápoles, lo cual indujo a Ado a identificarle con el San Severino italiano. El Martirologio Romano sigue esta tradición, pero en realidad no hay ninguna razón para pensar que San Severino de Septémpeda haya tenido algo que ver con Nápoles.

-San Paciente, obispo de Metz, s. Il. Los Bolandistas, en su Acta Sanctorum, vol. I, p. 469, en el día 8 de enero, han dado una vida de este santo, escrita por un monje de "Saint-Arnoul", de Metz. Esta vida se considera como fábula. Por un catálogo de los obispos de Metz, que se remonta aal año 775, y que fue insertado en el siglo IX en el sacramentario de Drogon, conocemos la existencia de este santo obispo. Está caracterizado por este verso que contiene un juego de palabras: "Quartus adest Patiens bene quem patientia compsit". Así Paciente sería el cuarto obispo de Metz, después de San Clemente. Se dice que construyó la iglesia de Saint-Arnoul y que allí fue inhumado. Su fiesta se celebra el 8 de enero.

-San Apolinar o Claudio Apolinar, obispo de Hierápolis, en Asia, que brilló por su ciencia bajo el gobierno de Marco Antonino Vero, 180. San Apolinar, Obispo de Hierápolis, en Frigia, ciudad del Asia, e impugnador de los montanistas, s. II. Dedicó un libro a Marco Aurelio sobre la fe de los cristianos, y de su pluma salieron cinco libros contra los gentiles y dos sobre la verdad. Foreció en santidad y doctrina imperando Marco Antonino Vero.

-Santos Teófilo y Eladio, quemados en África por los perseguidores romanos. Los Santos Mártires Teófilo, diácono, y Eladio, en Libia, los cuales fueron primeramente despedazados, después heridos con agudísimos fragmentos de vasijas de barro por todo el cuerpo, y al fin lanzados en el fuego dieron sus almas a Dios.

-San Eugeniano, obispo de Autum y mártir, 340.

-San Máximo, obispo de Pavía, s. Vl.

-San Everardo o Evhardo, misionero en Alemania, s. VIII.

-San Froberto, abad, Troyes, 673.

-San Carterio, mártir en Grecia bajo Diocleciano.

-San Atico, patriarca de Constantinopla, 425.

-San Ciro, patriarca de la misma ciudad, 714.

-San Alberto, obispo, Cachel y Erardo, obispo, Ratisbona.

-Beato Eduardo Waterson, mártir.

-San Jorge el Chozibita, eremita.

-San Natalán, obispo, Aberdeen-Shire.

-
Siervo de Dios, Arturo Celestino Álvarez, obispo, Venezuela, 1952. Nació en Clarines, Estado Anzoátegui, fue obispo de las diócesis de Maracaibo quien gobernó entre los años 1910 y 1920. Del Zulia pasó luego a ser Obispo de Calabozo, y allí gobernó entre los años 1921 y 1952. Su madre, Justa Álvarez lo preparó desde niño para la vida religiosa. Cursó estudios en el Colegio de Primera Categoría de Calabozo, graduándose de bachiller en filosofía y letras en 1888. Inició estudios religiosos en el Seminario de Calabozo, trasladándose luego al Seminario de Santa Rosa de Lima en Caracas, donde obtuvo la ordenación sacerdotal en 1893. Al año siguiente recibió el título de doctor en ciencias eclesiásticas en la Universidad Central de Venezuela. Designado teniente cura de la parroquia de Zaraza, se desempeñó como vicario de esta población por espacio de 17 años hasta el 6 de junio de 1910, cuando fue designado titular de la diócesis de Maracaibo. Consagrado por el Delegado Apostólico tomó posesión de su nuevo cargo el 15 de noviembre de 1910. Arturo Celestino Alvarez permaneció en Maracaibo hasta el 29 de septiembre de 1920. Luego tras la muerte de monseñor Felipe Neri Sandrea, Arturo Celestino Álvarez fue designado como tercer obispo de Calabozo el 15 de mayo de 1921. Regresó a Maracaibo en 1942 con motivo de la coronación de la Virgen de Chiquinquirá, puesto que obtuvo del Papa Benedicto XV. Muere en Calabozo el 8 de enero de 1952.

ip-hash: 9b42a4b686d1378ad3262d2945398774-1 Parte superior de la página Parte inferior de la página
Saltar a la página : < 1 2 3 4 5 6 ... >
Ahora viendo la página 1 [25 mensajes por página]
Cerrado
Saltar al foro :
Buscar en este foro
Versión Impresa
Enviar un mail con el enlace a este tema

(Borrar todas las cookies grabadas por este sitio)

Ejecutándose MegaBBS ASP Forum Software
© 2002-2014 PD9 Software