Noticias|Artículos|Figuras Exclusivas|Enlaces|belenismo.net

Buscar | Estadísticas | Listado de usuarios Foros | Calendarios | Álbumes | Skins
Foro de Belenismo

¿Quieres anunciarte aquí? - contacta con nosotros
Foro de Belenismo ->  Belenismo -> Historia -> Ver Tema
Has entrado como invitado. ( Entra | regístrate )

Pegar La vida en tiempos de Jesús
Saltar a la página : < ... 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 >
Ahora viendo la página 18 [25 mensajes por página]
Ver un tema anterior :: Ver el próximo tema
   Belenismo -> HistoriaFormato mensaje
 
Pedro Carrillo
Enviado 20/11/2010 22:37 (#228276 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

Como lo prometido es deuda, hoy voy a comenzar un nuevo capitulo dedicado a la educación en la época de Jesús. Espero que sea de vuestro interés

  

LA EDUCACIÓN EN LA  ÉPOCA DE JESÚS

 

Antes de comenzar a ver como era la educación en la época en que vivió Jesús, me gustaría hacer un leve repaso de cómo fue antes de Él

 

EL ANTIGUO ISRAEL

Durante muchos siglos, la única forma de educación existente en Israel fue la educación familiar, y aun cuando advinieron posteriormente otras formas, continuó siendo la educación fundamental. Era una obligación para la familia educar a sus hijos, según el precepto de Moisés que reproduce la Voluntad de Dios: “Enseñaréis estas palabras a vuestros hijos para que las mediten, hablan­do de ellas cuando estéis en casa, o de camino, al acostaros y al levanta­ros”. Porque dicha educación miraba no sólo a la salvación individual, sino y principalmente a la integración en la tradición nacional: del cumplimiento de la Ley dependía la subsistencia de Israel como pueblo de la Alianza, y para este cumplimiento se requería que fuera transmitida por medio de la enseñanza.

 La educación familiar

La historia educativa de los hebreos ha variado, como ya hemos mencionado, al compás de sus mudanzas políticas y sociales. En un principio, se restringía a la vida patriarcal del pueblo. La educación tenía su centro de gravedad en la familia, donde el padre era el maestro principal, ya que no había escuelas de ningún genero.

El libro del Pentateuco rige minuciosamente la vida de la niñez. Prescribe las normas morales, las ideas religiosas, las festividades, la historia, etc..., que el niño debe aprender desde la más tierna edad. Sobre esta base religiosa e histórica se le enseña la lectura y escritura. Por otro lado el mandato de escribir en los umbrales de las puertas, fragmentos de la ley (mezuza), encierran virtualmente la obligación de enseñar a leer y escribir.

Pero no solo se limitaba la educación familiar en la enseñanza a leer y escribir sino que también se preocupaban de otros contenidos. Llegados a este punto nos podemos preguntar  ¿cuáles eran los conteni­dos de la educación?. Pues bien, podemos decir que los contenidos eran diferentes según fueran del sexo masculino o femenino, y que además fueron variaron según las diversas etapas históricas (como también nos ocurre ha nosotros en nuestros días), pero teniendo en cuenta esta salvedad, podemos decir  que a los jóvenes y niños se les enseñaba los siguientes contenidos, que vamos a enumerar de forma resumida:

-La Ley de Dios: sus mandamientos y preceptos, referidos a la totalidad de la vida, según se leen en la Thora (los cinco primeros libros de la Biblia, conocidos como Pentateu­co) y en los libros sapienciales, principalmente

-La oración, en la que los Salmos ocupan un lugar principal.

-La Historia Sagrada que abarca la religión, fundida con la historia de Israel; la geogra­fía; la historia de los pueblos circundantes y su cultura; las leyes del culto, leyes morales y civiles.

-La música, bajo sus diversas manifestaciones: canto, instrumentos, danza, todo ello de gran importancia en la vida de Israel

-La escritura, cuya enseñanza no era obligatoria, pero no era inusual. Por otra parte, y a diferencia de lo que ocurría en la Mesopotamia y en Egipto, su dominio no confería digni­dad, era tan sólo un servicio.

-El oficio, habitualmente propio de cada familia, y trasmitido de padres a hijos.

 En cuanto a la educación de la mujer no era desatendida en Israel, contrariamente a lo que sucedía en otras culturas, es más, podemos observar como en más de un pasaje de la historia sagrada el protagonismo pertenece a la mujer, lo cual pone de relieve su preparación, y la posibilidad que tenía de incidir en los acontecimien­tos con sus palabras y con sus actos.

 Y a la mujer se le enseñaba:

-Las Sagradas Escrituras, como miembro que era del pueblo de Dios, compañera de su esposo, educadora de sus hijos y piedra fundamental de su casa.

- Hilar, tejer, habilidades indispensables para familias de no gran fortuna, que en todo momento debían satisfacer la mayor parte de sus necesidades con sus artesanías.

-Cocinar

-Cuidar los rebaños, tarea en la que trabajaba ayudando a los varones de la familia.

-La administración de los bienes: la economía doméstica quedaba en manos de la mujer, quien debía manejar valores (oro y plata), campos y ganado, siervos y siervas, las compras y hasta el comercio, cuando convenía.

-El buen gobierno de la familia, con la formación en las virtudes que lo hacían posible: honestidad, prudencia, fortaleza, mesura, bondad y compasión, solicitud por los demás, laboriosidad y previsión, y una profunda religiosidad (sentido de la presencia de Dios, y espíritu de oración).

-Y por ultimo citar que dependiendo del nivel social también se les enseñaba la música y la danza.

 Educación intelectual

En cuanto a la educación intelectual debemos decir que en el antiguo Israel y con la instauración de la monarquía en la tierra de Canaá, hizo surgir la necesidad de preparar un cuerpo de funcionarios competentes. La instrucción escolar habitual era dirigida por tanto a la formación de príncipes, funcionarios y personas llamadas a desempeñar cargos de responsabilidad en el gobierno o en la administración de justicia. Esto se hacia en una especie de escuelas especiales. En estas escuelas, diversos grupos de jóvenes iban recibiendo juntos una cuidadosa preparación durante varios años. Por lo que no es de extrañar que con el paso del tiempo surgiera la confianza y amistad entre ellos. Tal vez por eso, cuando el joven Roboam (hijo de Salomón) terminara de tomar posesión del reino, se fió más de lo que le propusieron “los jóvenes que se habían educado junto a él“  que el de el consejo de ancianos del pueblo que le indicaban que no subiera los impuestos, pues el pueblo ya tañía excesiva cargas.

 En cuanto al contenido, no se conoce con certeza la formación impartida en las escuelas ordinarias del antiguo Israel, aunque se piensa que no serian muy distantes de los empleados en las escuelas egipcias o mesopotámicas.

 A través de la arqueología, hoy se sabe que a partir del siglo VIII a.C., hubo una notable difusión de la escritura, y como consecuencia una proliferación de las escuelas populares que proporcionaban alfabetización y cierta instrucción a los funcionarios medios e incluso a otras personar de rango inferior.

 

(continuara......)


 

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Arak
Enviado 21/11/2010 13:12 (#228371 - en respuesta a #228276)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 74

Ubicación: Xàbia
Interesantísimo Pedro. Gracias.
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Geni
Enviado 21/11/2010 14:06 (#228389 - en respuesta a #228371)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 2532

Ubicación: Madrid

Me apunto.

Gracias Pedro.

Parte superior de la página Parte inferior de la página
jbr_belenes
Enviado 21/11/2010 18:07 (#228426 - en respuesta a #228389)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 1352

Ubicación: ---- Gran Canaria
Te seguiré con mucha atención. Te doy las gracias por el esfuerzo en enseñarnos lo que sabes.
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Mame
Enviado 21/11/2010 18:35 (#228430 - en respuesta a #45231)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 1860

Ubicación: Cadiz..." San Fernando"
Pedro, es muy interesante, muchas gracias.
Un abrazo
Parte superior de la página Parte inferior de la página
palmero
Enviado 21/11/2010 21:47 (#228466 - en respuesta a #228430)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 67

Ubicación: san roque .cadiz
muy interesante, no dejes de informarnos,son muy buenas,muchas gracias desde cadiz.un abrazo
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Memen
Enviado 22/11/2010 22:32 (#228642 - en respuesta a #228466)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS




Ubicación: España

Estoy .acomplejada Pedro .....de cuanto sabio tenemos en el foro y tu eres uno de ellos..............me ha encantado la educación de los judíos, yo he leído algo de la romana .de las escuelas romanas ,pero de la judía no tenia ni idea ......continua por favor te seguiré leyendo y aprendiendo Gracias



Modificado por Memen 22/11/2010 22:34
Parte superior de la página Parte inferior de la página
LUISPO
Enviado 23/11/2010 09:02 (#228732 - en respuesta a #228642)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 1947

Ubicación: Madrid (Boadilla del Monte)
Como siempre Pedro, muy agradecido por tus aportaciones que enriquecen culturalmente el foro. Te echaba de menos.
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 23/11/2010 21:46 (#228868 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

¡Muchas gracias a todos!, el sábado o el domingo a mas tardar pondré la siguiente parte

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 27/11/2010 11:00 (#229588 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

(......continuación)

 

Por supuesto que la educación intelectual solo estaba dedicada a los varones, porque se suponía que el sexo femenino era incapaz de comprender las leyes. Como tampoco podía ser testigo en un tribunal, ni siquiera como testigo de cargo de acusación. Apoyándose en el Génesis (Gn. 18,11-15), consideraba que su testimonio carecia de valor por su inclinación a la mentira.

 

LA EDUCACIÓN EN LA ÉPOCA DE JESÚS

En el siglo I el aprendizaje escolar había cambiado, ya no estaba reservada sólo a los chicos que se preparaban para las altas funciones de la justicia la política o el culto religioso, sino que se extendió a otras clases sociales. Mucha culpa de ello se debió a la mayor facilidad que había con respecto a siglos anteriores, para leer, escribir y poseer textos escritos en papiros o pergaminos que hacia más asequible que le llegara la cultura. Por otro lado, gracias a la invasión de los griegos y siglos de influencia helenística en Palestina, permitió que se difundieran y se asimilara mucho de su cultura (los escritos de sus sabios, filósofos, gramáticos y etc...). Esta influencia cultural fue también aprovechada, para  enseñar y ahondar en el conocimiento de la Torah. Si embargo aun estaba lejos de conseguir que todos los niños fuesen a la escuela.

 Los ciclos en la enseñanza escolar

En el siglo I de nuestra era, había una orden en que los niños judíos debían acudir a la escuela, pues ésta era una responsabilidad grave que se encargaba sus padres. Bueno, al menos esa era la obligación, aunque en la practica parece que no se tomaba muy en serio, al menos en la mayoría de los casos, ya fuese por imposibilidad de cumplirla si se habitaba en poblaciones pequeñas o en aldeas, o por dejadez, ya que eran tiempos difíciles, con gran carga de impuestos, por lo que muchas veces se optaba por tener mas mano de obra con los propios hijos. Dicha orden existía cerca de un siglo antes de que naciera Jesús. Sabemos que el jefe del Sanedrín (Simeón ben Shetah), durante el reinado de Alejandro Janneo (103-76 a.C.), ya había ordenado que todos los niños fueran a la escuela. Y durante la vida de Jesús es de suponer que debió de seguir, ya que en el Talmud de Babilonia se recoge la noticia acerca de que ese deber seguía vigente en el año 64 d.C. También se ha logrado saber que a mediados del siglo I d.C. era obligatorio para los padres de todo el país en enviar a sus hijos a la escuela a partir entre los 5 y los 7 años.

Estas escuelas estaban ligadas a la sinagoga del lugar, y allí el maestro (que era el sofer o escriba, pero más comúnmente el hazzán, su asistente), quien además de enseñar a los niños a leer los libros de la Biblia y adquirían los conocimientos básicos para la practica del judaísmo, también tenía a su cargo aplicar la dura disciplina.  

 La educación escolar primaria se estructuraba en dos ciclos: en la bet séfe (casa del libro) se aprendía los números, el alfabeto y la lectura de la Biblia, y después en la bet talmud (casa de la instrucción), se estudiaba la Torah oral

 No conocemos con certeza las edades adecuadas para cada ciclo escolar en la época de Jesús, pero creemos que no debían ser muy diferentes a la que aparecen a finales del siglo II  en la Misná, donde  se recoge lo establecido por Yehudah ben Temá (finales del siglo II): El niño de cinco años debe de comenzar los estudios de la Biblia, con diez los de la Misná; con trece ha de comenzar a observar los preceptos y con quince ha de comenzar a estudiar el Talmud. Llegado ese momento, los jóvenes que querían continuar sus estudios buscaban a un rabino prestigioso que estuviese dispuesto a aceptarlos en su bet misdrash, incorporándolos al grupo de sus discípulos. En esta fase de la enseñanza superior se estudiaba preferentemente la Torah oral, conforme a sus disciplinas fundamentales: midrash, hagadá y halaká

 

Método de enseñanza

Los métodos de enseñanza deberían de ser análogos a los empleados en otros países del Próximo Oriente y Egipto basados en la repetición.

 Para comprenderlo mejor debemos de viajar, al menos mentalmente, en como podían estudiar aquellos alumnos con los pobres materiales que tenían. No poseían la cantidad de libros necesarios que les hacían falta, y como sistema de escritura tenían unas tablillas, donde no había espacio suficiente como para tomar apuntes.

Luego el único procedimiento al que podían optar, estaba basado en la repetición oral de frases para grabarlas en la memoria y en la de revisión o repaso de lo aprendido de una forma sistematica (este sistema se sigue haciendo hoy día, en algunas naciones paupérrimas).

El maestro animaba al discípulo a que escuchara y retuviese su instrucción, y también le insistía en que conservara en la memoria la bondad y justicia que le habían enseñado.“.......Escríbelas sobre la tabla de tu corazón” (libr. Prov. 3,3). Así mismo, se consideraba que las reprimendas y castigos corporales eran útiles para que pusieran mayor interés, como nos da a entender en el libro de los Proverbios:  “Aplica tu corazón a la instrucción, y tu oído a las palabras sabias. No prives al muchacho de instrucción: aunque le pegue con vara no va a morir”   (libr. Prov 23,12-13) o esta otra “ Vara y corrección dan sabiduría, el muchacho consentido es la vergüenza de su madre” (libr. Prov.29,15)

 

(continuará.....)

 

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Mutxameler
Enviado 1/12/2010 20:04 (#230435 - en respuesta a #229588)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 1729

Ubicación: MUTXAMEL
GRACIAS Pedro,yo también te hechaba de menos.Continúa por favor.
UN ABRAZO
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 4/12/2010 11:42 (#230991 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

(......continuación)

Dado que la enseñanza estaba contenida en los textos, y que estos como ya hemos dicho eran insuficientes, resultaba por lo tanto vital el que pudieran ser fijados, retenidos y conservados en la memoria. Pero cabe preguntarse ¿cómo se conseguía esto, para que fuera más fácil la retención de lo aprendido?. Pues bien, para facilitarlo se empleaban varios recursos de tipo nemotécnico.

Antes de entrar en el tipo de reglas nemotécnicas, creo que debemos explicar que en los pueblos orientales la comunicación no es solo una trasmisión de hechos o de pensamientos y de conceptos, sino que además, y principalmente, lo es de los sentimientos, buscando crear un ámbito afectivo común con las personas que la escuchan. Por eso, la conversación entre los orientales no sigue una línea recta, estrictamente objetiva, sino que por el contrario, su conversación son sinuosas, llenas de adornos, en las que se acerca al tema por aproximaciones (el ir directos en los planteamientos es signo de mala educación), y por todo ello hay una fuerte carga de subjetividad enriquecida por adjetivos, imágenes, compara­ciones, todo ello metido en el paisaje local cotidiano, que permite dar una vivencia afectiva común a los interlocutores. Por lo que se puede decir que hay, una retórica oriental, y más propiamente hebrea, plena de imágenes de la vida real, que apelaban a la sensibilidad del oyente, familiarizado con ese mundo concreto del que salían las historias. También se empleaban frases comparativas o símbolos para desarrollar un mismo tema. Con todo ello se conseguía una intuición a partir de la cual se podía extraer una “lección”.

Dentro de los recursos técnicos de dicha retórica podemos citar barios (en algunos ponemos su definición, para mayor entendimiento), entre ellos tenemos :

1.      La parábola: narración de un suceso fingido, de que se deduce, por comparación o semejanza, una verdad importante o una enseñanza moral. Muy conocida por nosotros ya que era muy utilizada por Jesús . Ejemplos. La parábola del sembrado; la del viñador; la del buen samaritano, etc...

2.      La paradoja: Idea extraña u opuesta a la común opinión y al sentir de las personas, Una de ella la vemos en la parábola del buen samaritano, donde el samaritano (enemigo número uno de los judíos) es el que atiende y socorre al judío apaleado por los asaltantes

3.      La reiteración de palabras: Es una forma digamos “machacona” de repetir lo que se quiere memorizar

4.      Los desarrollos

5.      Los proverbios, máximas o refranes;

6.      La secuencia numérica;

7.      El paralelismo: La expresión de una idea en dos frases breves

8.      La antítesis: oposición o contrariedad de dos juicios o afirmaciones

9.      El paralelismo antitético;

10.    Las imáge­nes.

Vamos a poner varios casos para comprenderlo mejor:

Por  ejemplo, el uso de del paralelismo, que como ya hemos dicho es, la expresión de una idea en dos frases breves, en la que coinciden dos ideas análogas expresadas con distintas palabras, (ejemplo: “ El perverso esta atento al labio malicioso, / El mentiroso presta oídos a la lengua maligna”(Prov.17,4)),

También se empleaban frases comparativas para causar impacto como esta otra:“Como el vinagre para los dientes y el humo para los ojos, / Así es el perezoso para quien le encarga algo”(Prov. 10, 26)

El paralelismo antitético, en donde hay dos frases y la segunda tiene el mismo esquema que la primera pero su contenido marca un contraste u oposición con ella. (Ejemplo:“La ciudad prospera por la bendición de los rectos, / Se arruina con la boca de los malvados”(Prov. 11,11)),  esto era lo mas frecuente,

El Contenido

En cuanto a el contenido de la enseñanza se cree que era todo lo referente a la religión-ley: la Thora o Pentateuco, los libros históricos, los sapienciales, los de los profetas, los salmos, etc.... También cabe suponerse que se estudiaba la lengua aramea, la hebrea y, en algunas ciudades importantes, también el griego. A diferencia de las escuelas de los escribas, pero en común con la educación griega y la helenística-romana, era más importante saber leer que saber escribir.

Todo contenido era opor­tuno para proveer instrucción (y formación) religiosa y moral.

 

(continuará.....)

  

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 11/12/2010 12:33 (#232461 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

(......continuación)

 LA EDUCACIÓN SUPERIOR:

 La enseñanza superior, estaba orientada a los varones que querían tener una cultura superior y poder llegar a ser escribas, rabinos o doctores de la ley

Lo normal es que si alguno quería estudiar la Ley se dirigiera a uno de los sabios para incorporarse al grupo de sus discípulos y a prender de él. Pero no todo el que podía estudiar lo hacia. Había padres, incluso ilustres, que ponían a trabajar a sus hijos en las faenas del campo sin preocuparse de que estudiasen con detalle la Ley.

Esta educación superior tenía lugar en la “Casa de Investigación o de Estudio”, en la que recibían su formación el escriba, el rabino y el doctor de la Ley.

 En otros tiempos el escriba había sido el sabio (no por saber escribir, sino por su actitud ante la Sabiduría): consejero de reyes, funcionario de gobierno, juez, cronista del reino, mensaje­ro real o embajador, secretario privado y maestro. Ahora, el escriba había quedado relegado a la función de maestro elemental, y el concepto de sabio se había desplazado hacia rabinos y doctores.

El escriba debía ser persona de situación económica desahogada, no sólo por el tiempo que necesitaba su formación (la lectura y la meditación de los textos sagrados, juntamente, el aprendizaje de: lenguas, cálculo, astronomía, algo de ciencias, la historia de muchos pueblos y su geografía, como así también su sistema de gobier­no y legislación, el derecho, las costumbres..etc..., y todo ello para una tal valoración que fuera posible esperar luego un consejo prudente, o una decisión acertada), sino también porque su espíritu no debía quedar atrapado en el mundo de lo material, en el negocio y los intereses; sino que debía aplicarse por entero a la Palabra de Dios, a entenderla y ponerla en práctica.

 Los rabinos eran, fundamentalmente, maestros: maestros de doctrina (por la predicación) y maestros de vida (a través del consejo y la guía espiritual). Ya que el contenido fundamental de esta enseñanza avanzada eran las halakot: normas muy concretas de actuación para cualquier situación de la vida real, que se formulaban a partir de las prescripciones de la Torah oral o escrita.

En las poblaciones mas o menos grandes, existía al menos uno de estos rabinos. En Jerusalén, se sabe que había barios. Pero en las pequeñas poblaciones y aldeas, no existían, para paliar este déficit mucho de los rabinos llevaban una vida itinerante, recorriendo pueblos y ciudades, donde podían recoger discípulos que se unían al grupo para aprender su doctrina. (Ahora creo que estamos en mejor disposición para comprender el de ambular de Jesús por toda Galilea y Judea)

Si el rabino tenía cierta fama reconocida, podía ser constituido juez de asuntos menores y cuestiones domésticas por los propios habitantes de un lugar.

Finalmente tenemos al doctor de la Ley, personaje de gran autoridad y prestigio, vinculado a la Sinagoga y al Sanedrín: teólogo, maestro, legislador y juez.

En Jerusalén en tiempos de Jesús hubo uno de ellos y muy afamado fue Gamaliel, fariseo y miembro del Sanedrín, con el que estudio Pablo de Tarso (San Pablo) (Hch. 22,3).

La sabiduría de los doctores, y su enseñanza, se encuentran recopiladas en el Talmud (siglos II a XIII d.C.), que recoge la tradición erudita de Israel desde al menos el siglo I a.C.

Se llegaba a ser doctor de la Ley tras largos años de aprendizaje junto a un doctor, escuchando respetuosamente sus lecciones (lectura de los textos sagrados, explicación de los mismos, interpretación, tesis, etc...), memorizando la doctrina, asistiendo a las discusiones entre los maestros. Los discípulos interrogaban y eran interrogados, en forma privada o pública. Debían procurar vivir de acuerdo a la Ley, hasta en sus prescripciones más pormenorizadas. Cuando el maestro ya consideraba que su discípulo se hallaba suficientemente preparado para enseñar y comentar, lo dejaba ir para que abriera su propia escuela: Israel contaba con un nuevo doctor de la Ley, un nuevo sabio por su doctrina y por su vida, para edificación del pueblo a través de la instrucción y el ejemplo.

 (continuará.....)

 

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 20/12/2010 00:22 (#234676 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

Siento no haberos podido poner este fin de semana nada.

Estoy muy liado.

Después de Navidad el resto.

Gracias y perdón

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Zenitramja
Enviado 20/12/2010 18:40 (#234794 - en respuesta a #45231)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 34

Ubicación: Estepa (Sevilla)
Muchas gracias Pedro, por tu esfuerzo en hacernos llegar esta formación. Saludos
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Arak
Enviado 20/12/2010 19:05 (#234797 - en respuesta a #234794)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 74

Ubicación: Xàbia
Lo entendemos. Sabemos esperar. Feliz Navidad.
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Mutxameler
Enviado 20/12/2010 19:21 (#234800 - en respuesta a #234797)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 1729

Ubicación: MUTXAMEL
Gracias Pedro.
UN SALUDO
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 23/12/2010 22:59 (#235705 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

Muchas gracias por vuestra comprensión.

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 21/2/2011 00:52 (#250135 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

Bueno, ya pasada la Navidad, La candelaria y teniendo todo lo del Belén recogido, creo que es el momento de poner lo que falta del tema en el que estamos.

 

(......continuación)

 

Ahora vamos a relatar donde se realizaba la formación, así como la relación que había entre discípulos y maestro, y como era el método de enseñanza.

 

La Formación

Como ya hemos dicho la  educación superior tenía lugar en la “Casa de Investigación o de Estudio”, pero no siempre esta formación que se daba a los discípulos por parte del maestro, se circunscribía al local de la escuela, sino que con frecuencia al tener un carácter itinerante se realizaban en otras casas (La Misná apela a la gente para que ofrezca sus casas a este tipo de reuniones) e incluso tenían lugar al aire libre: en medio del campo, o junto a los caminos, bajo un árbol, cualquier sitio era bueno para aprender (Jesús le gustaba ir con cierta frecuencia, con sus discípulos, a una zona al noroeste del lago de Tiberiades conocida por “Tabga”, a unos tres  kilómetros de Cafarnaún. En este lugar un poco más arriba, tubo lugar el sermón de la montaña donde se dijeron las bienaventuranzas y posteriormente la multiplicación de panes y peces).  E incluso, cuando entraban en un pueblo, la plaza del mercado podía ser el escenario de las lecciones, sin importar el ruido y el bullicio de los comerciantes y de la gente alrededor del maestro y sus discípulos, o que los viandantes se acercaran a escuchar lo que estos discutían. El pueblo en general los escuchaba y algunas veces los curiosos también intervenían en la lección. Hay que recordar que muchas de las lecciones de moral eran dadas como consecuencia de ejemplos de la vida practica (Un ejemplo de ello. recordemos cuando iban a lapidar a una mujer por haber cometido adulterio y Jesús se interpuso y dijo. “El que este limpio de pecado que arroje la primera piedra”). En las ocasiones en concurrían varios rabinos, estos se solían sentar para discutir sus puntos de vista ante sus discípulos y ante quienes tuvieran interés en asistir.

 

El trato del discípulo con el maestro

Uno de los elementos decisivos en la formación era lo que el discípulo aprendía al fijarse  en el comportamiento de su maestro en las más variadas circunstancias. Por eso lo solía seguir a todas partes. Sin embargo aunque la convivencia era muy estrecha, la dignidad de la que se rodeaba el maestro hacía que no fuera habitual un trato en un plano de igualdad. El maestro estaba en es “status” superior y era excepcional que comiera con sus discípulos. 

 

Tampoco era intenso el trato hacia ellos, de aquí que no tuviera un profundo conocimiento de las circunstancias personales del discípulo. Generalmente conocía sus nombres y su procedencia y poco más.

 

Los alumnos, tenían la obligación de además de estudiar, prestar servicios personales al maestro como el cargar con los objetos de su posesión, incluidas las sandalias, y aunque normalmente debían de caminar detrás de él, alguno de ellos guiaban el asno sobre el que cabalgaba, así como despejar el camino en caso de aglomeración (cuando os estoy escribiendo esto, se me viene a la mente las palabra de Jesús “Dejad que los niños se acerquen a mí”; mientras que los discípulos estaban ejerciendo sus funciones de despejar aquella situación y que no molestaran a su maestro),. En una palabra el discípulo tenia que prestar al maestro los mismos servicios  que un esclavo a su amo, con la única excepción de que no estaba obligado a desatarle las sandalias, ni a lavarle los pies (recodad el lavado de pies de la ultima Cena; es el contrapunto rompedor con lo que hasta esos momento se hacía). De todo lo dicho se deduce que el alumno debía dar un trato de honor superior al que daba a su padre

 

Método de enseñanza

El sistema de enseñanza estaba basado en la conversación oral. El rabí dirigía la lección, y los discípulos le iban haciendo preguntas. En las lecciones se procuraba fomentar la participación.

 

El método normal era la discusión. Cada uno exponía sus opiniones de otros sabios famosos, y las ponderaban guiados por la sabiduría del maestro que, finalmente, decía cual era la solución que consideraba más aceptable.

 

La oración ocupaba en la practica un puesto secundario en la formación de los jóvenes; saber rezar el shemá, la plegaria y la bendición de la mesa: Prácticamente a eso se reducía la oración acostumbrada incluso entre los más observantes. Y estamos hablando en una época en que la religiosidad era, eminentemente formalista. Donde la plegaria pública, echa en común, era considerada de gran valor, muy superior a la realizada en privado. Y se daba más importancia en la practica a los preceptos relativos a las cuestiones de pureza ritual.

 

Creo que llegado este momento es más fácil comprender lo que nos narra la Biblia

 

Y ya para cerrar este acercamiento a la educación hebrea del siglo I d.C. nos parece oportuno hacer referencia a una institución que, aunque en sí era independiente del proceso educativo seguido por los grandes maestros, tenia un notable impacto en el pueblo, antes de la destrucción del Templo de Jerusalén. Nos referimos a las asociaciones fariseas o Jaburot, en las que se reunían los que querían vivir con toda su radicalidad la Ley (conforme a la ortodoxia farisea), especialmente en lo relativo a la pureza ritual.

 

El unirse a uno de estos grupos traía consigo una serie de compromisos serios ya que con frecuencia los miembros tenían sus propiedades en común, o al menos disponían de un fondo común para la comida. En algunos casos esto era permanente, y en otros era solamente ocasional, durante los viajes. Cosa bastante comun en aquella epoca (el grupode Jesús y sus discipulos parece ser que tambien lo utilizaban). Por otro lado para incorporarse al grupo era necesario que cortaran sus lazos familiares. Debían dejar a las mujeres, hijos o padres. Com es desuponer, todo esto suponía un cambio notable en la vida de los nuevos miembros, teniendo que reorganizar sus relaciones personales, así como adaptarse a las nuevas formas de comportamiento que reglaban específicamente la vida del grupo.

 

 

Con esto doy por terminado este capitulo. Reservándome el poder añadir algo más, si lo creyera conveniente.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1.      Williamson, P. S. : Discipular en tiempos de Jesús http://www.desarrollocristiano.com/articulo.php?id=747 

 

2.      Varo, F.:La educación en la época de Jesús, en Rabí Jesús de Nazaret. 2ª Edic.Biblioteca de autores Cristianos (BAC9. Madrid, 2007.

 

3.       Fraboschi, A. : Curso Historia General de la Educación I.

 

4.      La educación en Israel: La educación judeo-cristiana antigua. http://www.monografias.com/trabajos23/educacion-judeo-cristiana/educacion-judeo-cristiana.shtml

 

5.       Rodríguez Garcés, C. A.: La Educación Hebrea

 

6.  Lumbreras J.M.: En el país de Jesús, Viaje a tierra santa. Edic Mensajero 9ª Edicción Bilbao 1992

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Mutxameler
Enviado 21/2/2011 19:44 (#250214 - en respuesta a #250135)
Motivo: Re: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS



Pastorcillo

Posts: 1729

Ubicación: MUTXAMEL
Brillante,como siempre,amigo Pedro.
UN SALUDO
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 4/3/2011 22:22 (#251930 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

Luis, muchas gracias por tu comentario.

Un abrazo

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 10/4/2011 23:22 (#258918 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)
Os adjunto un video, que ya estaba puesto en forma de dirección, de una hipótesis de cómo movieron algunas de las piedras que formaban el Templo de Jerusalén





Otros sobre el Templo y las diferente tareas que tenían los sacerdotes y levitas. La destrucción en la primera guerra contra Roma y termina con la llegada de lis Israelitas al muro de las lamentaciones después de la guerra de los seis días



Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 10/4/2011 23:23 (#258920 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)
Traduzco: “Del Primero y segundo Templo Santo y del muro

iframe title="YouTube video player" width="480" height="390" src="http://www.youtube.com/embed/x0doOQu6loE" frameborder="0" allowfullscreen>

Este otro nos muetra por dentro como pudo ser el Templo



Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 10/4/2011 23:29 (#258924 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)
Parte superior de la página Parte inferior de la página
Pedro Carrillo
Enviado 10/4/2011 23:34 (#258929 - en respuesta a #45231)
Motivo: RE: LA VIDA EN TIEMPOS DE JESÚS


Pastorcillo

Posts: 2231

Ubicación: Madrid (Argüelles)

Parte superior de la página Parte inferior de la página
Saltar a la página : < ... 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 >
Ahora viendo la página 18 [25 mensajes por página]
Saltar al foro :
Buscar en este foro
Versión Impresa
Enviar un mail con el enlace a este tema

(Borrar todas las cookies grabadas por este sitio)

Ejecutándose MegaBBS ASP Forum Software
© 2002-2019 PD9 Software